Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El programa Pirasoa mejorará el uso de antimicrobianos en Primaria y Hospitalaria

Sánchez Rubio pone en valor una estrategia que es pionera en España y Europa

Miércoles, 19 de noviembre de 2014, a las 13:11
Redacción. Sevilla
Andalucía ha implantado el Programa Integral de Prevención, Control de las Infecciones relacionadas con la asistencia y uso apropiado de los Antimicrobianos (Pirasoa) para mejorar la utilización de este conjunto de fármacos en sus centros asistenciales y situar a la comunidad autónoma en los estándares óptimos de su consumo en Europa, según señala la Consejería de Salud en nota de prensa.

María José Sánchez Rubio.

El balance de los primeros meses de puesta en marcha de este programa, que han impulsado los propios profesionales de Atención Primaria y Hospitalaria, es muy positivo, confiando los coordinadores del mismo en que a medio plazo Andalucía pueda alcanzar los niveles óptimos de prescripción y con ello contribuir a recuperar la eficacia de estos fármacos y reducir las complicaciones y la mortalidad asociadas al problema de las bacterias multirresistentes, afirma Salud.

En el Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, la consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha puesto en valor una estrategia que es pionera en España y Europa, en cuanto es un programa liderado íntegramente por profesionales, con objetivos muy ambiciosos que van más allá de registrar rigurosamente la cantidad y la calidad del uso de este grupo tan importante de fármacos que son los antibióticos, sino que también permite la intervención para mejorar su utilización.

“Otra peculiaridad del programa andaluz es que integra los esfuerzos de los equipos profesionales de Atención Primaria y Hospitalaria, es decir, es un trabajo colectivo extraordinario de múltiples especialidades relacionadas con las enfermedades infecciosas y con un potencial de mejora de la calidad asistencial también extraordinario”, ha señalado Sánchez Rubio.

Como elemento diferenciador también se encuentra que los registros de los 107 indicadores que se miden (tasa de uso inapropiado, consumo diario, gasto directo, densidad de incidencia de bacterias resistentes, mortalidad de los pacientes con bacteriemia y neumonía, etc.) se van actualizando en tiempos muy ágiles, sin apenas demora, por lo que permite conocer la situación casi en tiempo real y con gran detalle de los diferentes distritos y hospitales del sistema sanitario público de Andalucía.