Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El programa electoral de UPyD va más allá de la devolución de las competencias de Sanidad al Estado

Propone una ‘Comisión Nacional de Supervisión del SNS’ y centralizar las oposiciones al SNS

Martes, 01 de noviembre de 2011, a las 21:54

Leire Sopuerta Biota. Madrid
La propuesta más conocida de Unión Progreso y Democracia (UPyD) en materia sanitaria es la devolución de las competencias de Sanidad al Estado “con el fin de reinstaurar un sistema común para todo el territorio”, pero su programa electoral va más allá. Entre sus sugerencias está la creación de una ‘Comisión Nacional de Supervisión del SNS’, constituida por un reducido número de personas independientes que realicen un análisis de la situación y propongan un Plan de Reforma.

Rosa Díez, portavoz de Unión Progreso y Democracia, y Enrique Normand, portavoz de UPyD en la Comisión de Sanidad de la Asamblea de Madrid.

Además, desde el partido que lidera Rosa Díez se apuesta también por firmar un pacto con el fin de alejar la sanidad “de la disputa política y permita una reforma profunda del sistema con el objetivo de recuperar la cohesión y equidad del SNS, mejorar la situación financiera y establecer una política de transparencia en la gestión”.

El partido defiende la modificación del sistema retributivo “para reconocer el desempeño profesional de forma adecuada”; la elaboración de un proyecto de carrera profesional “común”; y el desarrollo de un estudio nacional de previsión de las necesidades futuras del SNS.

También desde UPyD defienden la implantación de una tarjeta sanitaria única para todo el territorio nacional y la centralización de las oposiciones al Sistema Nacional de Salud “con un examen nacional y un baremo de méritos uniforme”. Asimismo, incluye en su programa el desarrollo definitivo de la troncalidad y de las áreas de capacitación.

La profesionalización de los cargos de gestión del SNS, el desarrollo de áreas sanitarias como “eje vertebrador de la atención sanitaria”, el fomento de la Atención Primaria, la racionalización del gasto farmacéutico, el establecimiento de fármacos de referencia para determinadas patologías, o los protocolos nacionales para uso de fármacos de uso hospitalario de elevado coste son otras de las propuestas.