Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 13:55

El Programa de Prevención del Cáncer Colorrectal invita a participar a 3.129 vecinos

Su diagnóstico en fases iniciales posibilita su curación en el 90 por ciento de los casos

Jueves, 06 de febrero de 2014, a las 13:11

Redacción. Pamplona
El Programa de Detección Precoz del Cáncer Colorrectal, dirigido a hombres y mujeres de entre 50 y 69 años, continúa su despliegue en Pamplona con el envío de las cartas-invitación a 3.129 personas del barrio de La Milagrosa entre el 28 de enero y el próximo 11 de marzo.

Marta Vera, consejera de Salud.

La zona básica de La Milagrosa es, tras Tudela-Oeste, Pamplona-San Juan y Estella, la cuarta en incorporarse al programa, con lo que ya están siendo llamadas a participar un total de 16.164 personas, aproximadamente el 10 por ciento de la población a la que va dirigida esta acción preventiva, 166.000 personas, el 24 por ciento de la población de la Comunidad foral.

A la zona básica de La Milagrosa pertenecen un total de 3.405 personas, de las que 276 cumplen con alguno de los criterios de exclusión del programa (tener antecedentes personales o familiares de cáncer colorrectal o de otras enfermedades de colon, por ejemplo), por lo que finalmente podrán participar 3.129 personas del barrio pamplonés. El programa se irá extendiendo al resto de Navarra de manera escalonada.

La participación en el programa se realiza mediante una sencilla prueba en el domicilio, consistente en la toma de una muestra de heces para su análisis en el laboratorio. Únicamente en el caso de que se detecte sangre oculta en la muestra serán necesarios otro tipo de estudios para descartar la existencia de tumores (aproximadamente un 7 por ciento de las muestras analizadas).

Con el programa de detección precoz se pretende disminuir la incidencia y la mortalidad por cáncer colorrectal, el más frecuente en la población. Es el cáncer que más fallecimientos provoca entre las mujeres navarras y ocupa el segundo lugar en mortandad, tras el de pulmón y tráquea, en el caso de los hombres. Si se diagnostica a tiempo, la enfermedad tiene curación en el 90 por ciento de los casos, porcentaje que disminuye a menos del 50 por ciento si se detecta en fases avanzadas.