Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Programa de Investigación de Enfermedades Cardiovasculares analizará a más de 10.600 personas

Contempla dos apartados: uno dirigido a prevención primaria y otro a prevención secundaria

Jueves, 20 de enero de 2011, a las 13:35

José Mª Vergeles.

Redacción. Mérida
El director general de Planificación, Formación y Calidad de la Consejería de Sanidad y Dependencia, José María Vergeles, ha presentado en el hospital Don Benito-Villanueva el Programa de Investigación de Enfermedades Cardiovasculares que cuenta con dos apartados, uno dirigido a prevención primaria y otro a prevención secundaria, que en total analizan a más de 10.600 personas.

La Unidad de investigación cardiovascular de Don Benito-Villanueva participa en proyectos regionales, nacionales e internacionales.

Junto a José Mª Vergeles, que también es vicepresidente de la Fundación para la Formación y la Investigación de los Profesionales de la Salud de Extremadura (Fundesalud), entidad que auspicia el proyecto, han participado el director del Programa de Investigación, Daniel Fernández Bergés, el gerente del Área de Salud Don Benito-Villanueva, Antonio Jiménez y el director gerente de Fundesalud, Felipe Sáez.

Las investigaciones en prevención primaria muestran una alta prevalencia de riesgo en la población con o sin enfermedad cardiovascular. Este número de afectados está en expansión y tiene mucho que ver con el abandono de los hábitos de vida mediterráneos y el aumento del sedentarismo.

Este estudio se ha realizado entre los años 2007 y 2009 sobre una base poblacional de más de 2.800 individuos seleccionados de forma aleatoria. Es el primero que se realiza en la región y de él se desprende que la población tiene una alta prevalencia de factores de riesgo, destacando sobre ellos la obesidad; la diabetes y el tabaquismo.

Por su parte, las investigaciones en prevención secundaria, además de mostrar la evolución de los últimos diez años de la morbimortalidad de las enfermedades cardiovasculares más prevalentes, ofrece información valiosa acerca de la situación de los pacientes, su grado de dependencia, pérdida de años de vida útil y potenciales, etc.

En este segundo apartado se ha analizado a más de 7.700 pacientes con diferentes características: Estudio Castúo, engloba a personas que han sufrido infarto de miocardio; Estudio Inca, aquellos que padecen insuficiencia cardíaca; Estudio Ictus, aquellos que han sufrido accidente cerebrovascular agudo o Estudio Fiaca, aquellos que padecen fibrilación auricular.

Como resultado de todo ello se ha confeccionado una base de datos con información epidemiológica, clínica, evoluciones, indicaciones diagnósticas, terapéuticas, situación laboral, etc.

Proyectos nacionales e internacionales y formación de investigadores

Además del apartado de investigación regional, este grupo forma parte de otros diez estudios similares realizados en diferentes comunidades autónomas que constituyen el estudio Darios y a nivel europeo forma parte del Comité de dirección del proyecto Wake Up, que intentará avanzar en el conocimiento de las razones que determinan una mayor mortalidad por infarto y muerte súbita en las regiones del norte de Europa en relación a las regiones del sur.

Hay que destacar también que desde esta Unidad se ofrece a los jóvenes investigadores extremeños la posibilidad de desarrollar sus tesis doctorales en colaboración con el grupo de investigación, de hecho, en estos momentos, se están co-dirigiendo 4 tesis doctorales y 2 máster predoctorales para profesionales de la medicina.