Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El Programa de Atención Integral al Médico Enfermo recibe 30.300 euros

El Gobierno destinará 14.200 euros al programa Paiee

Viernes, 03 de mayo de 2013, a las 12:49

José Luis Díaz Villarig.

Redacción. Valladolid
El Consejo de Gobierno ha autorizado una subvención de 30.300 euros para el Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, cuyo destino será colaborar en los gastos asistenciales de los profesionales atendidos a través del Programa de Atención Integral al Médico Enfermo (Paime), iniciado en el año 2007 con el objetivo de ayudar a los galenos que se hallen en riesgo de sufrir o ya padezcan trastornos de conducta a causa de la adicción al alcohol u otras drogas, o bien debido a psicopatologías que afecten y distorsionen la percepción de la realidad.

Con las cantidades aportadas se sufragan básicamente los gastos asistenciales del programa, dirigido a atender tres problemas de salud básicos: alcoholismo, dependencia a otras drogas (incluidos los psicofármacos) y trastornos mentales.

Las intervenciones consisten en visitas médicas para diagnóstico, tratamiento y seguimiento; terapias psicológicas individuales, de grupo y de familia; controles analíticos y toxicológicos y controles psicofarmacológicos. Las modalidades de aplicación son en régimen domiciliario, ambulatorio -con atención telefónica las 24 horas-, de hospital de día o con internamiento.

El Consejo de Gobierno ha autorizado otros 14.200 euros para los gastos derivados del Programa de Atención Integral al Enfermero Enfermo (Paiee), subvención que da cumplimiento a las actuaciones aprobadas en las Estrategias en prevención de riesgos laborales de la Gerencia Regional de Salud para el periodo 2011-2015.

El protocolo de funcionamiento es idéntico al de los médicos, de manera que el tratamiento ambulatorio se lleva a cabo por un dispositivo específico de profesionales, existiendo cuatro puntos de asistencia ubicados en Burgos, Valladolid, Salamanca y León, de manera que el paciente pueda elegir la provincia que por motivos de confidencialidad le sea más adecuada.