13 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Premiado el programa de crónicos del Ib-Salut por su contribución a la e-sanidad

Facilita la continuidad asistencial en la asistencia a estos pacientes

Jueves, 23 de enero de 2014, a las 14:52
Redacción. Mallorca
El Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut) ha sido galardonado con el premio Nacional de la Informática de la Salud 2013 por la implantación del proyecto de atención de los pacientes con enfermedades crónicas (Papec). Según informa la Consejería de Salud, este programa –reconocido por el Ministerio de Sanidad como un referente a nivel nacional en la Estrategia para el abordaje de la cronicidad- es una aplicación informática que permite ofrecer una atención integral y coordinada entre todos los profesionales sanitarios y consolidar la continuidad asistencial de los pacientes crónicos.

Miquel Tòmas.

El director del Ib-Salut, Miquel Tomàs, ha recogido el premio que otorga la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS), y que pretende reconocer la contribución de organizaciones y profesionales en el desarrollo e implantación de las TIC en el ámbito de la salud. En este sentido, la implantación del Papec ha mejorado la eficiencia en la atención sanitaria de los pacientes crónicos mediante la utilización de herramientas informáticas de ayuda en la toma de decisiones, proporcionando una plataforma común de trabajo que facilita la comunicación entre los diferentes niveles asistenciales y el trabajo multidisciplinar.

Esta plataforma tecnológica desarrollada por los clínicos está centrada en la atención al paciente con enfermedad crónica. Permite integrar y compartir la información entre los diferentes profesionales sanitarios (distintas especialidades) y también entre todos los niveles asistenciales (Atención Primaria, Atención Especializada y sociosanitaria).

El hecho de que los profesionales sanitarios de la atención primaria, la hospitalaria y la sociosanitaria puedan acceder directamente a este programa les permite compartir la información, orientarse en la toma de decisiones y ofrecer una mejor calidad asistencial a los pacientes, garantizando la continuidad asistencial y reduciendo la morbimortalidad de este tipo de paciente.