18 nov 2018 | Actualizado: 10:20
Miércoles, 03 de diciembre de 2014, a las 13:01
Redacción. Valladolid
Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad, ha anunciado que el próximo año se aumentará el número de profesionales adscritos al programa de apoyo a la intensificación, puesto en marcha este año, para maximizar la capacidad y productividad de aquellos que quieran simultanear la actividad asistencial con la investigación, y facilitar así que los pacientes se beneficien cuanto antes de los últimos avances médicos.

Antonio Sáez Aguado, consejero de Sanidad.

Dado el éxito del programa de intensificación, la previsión es ampliarlo en dos médicos y una enfermera más, pasando de los diez profesionales actuales (que han supuesto un gasto de 180.000 euros) a los trece que habrá en 2015, con un presupuesto de 230.000 euros, como ha indicado el consejero.

En el presente año han sido seleccionados proyectos de los hospitales universitarios de Burgos, León, Salamanca y Clínico de Valladolid, así como de la Gerencia de Atención Primaria de Salamanca.

Los profesionales seleccionados pueden compaginar su labor asistencial con la investigadora, para lo cual son liberados en parte de trabajo en consulta mediante una reducción de un tercio de su jornada. A cambio, el centro donde desempeñan su trabajo recibe la financiación necesaria para la contratación del personal que asuma la labor asistencial durante ese tiempo.

Una comisión de expertos de la consejería evalúa las solicitudes, de acuerdo a criterios como la excelencia en la trayectoria científica de los candidatos (título de doctor, publicaciones, participación en proyectos de I+D+i, entre otros) o la adecuación entre el objeto de la propuesta y los propósitos de política científica de la Junta: el Tercer Plan de Salud, la Estrategia de Atención al Paciente Crónico o las Líneas Estratégicas de la Gerencia Regional de Salud 2011-2015. Por ello, se consideran prioritarias líneas como la investigación en cáncer, en diabetes, en enfermedades cardiovasculares o trastornos neurodegenerativos.

Gracias a estos programas de apoyo a la investigación se ha podido profundizar en temas tan relevantes como el tratamiento de la estenosis aórtica, el diagnóstico de la arterioesclerosis intracraneal oculta, la utilización de las células madre en el tratamiento de lesiones de hombro, los nuevos avances en las enfermedades alérgicas, la cirugía del desprendimiento de retina o la fisiopatología de la sepsis y de las enfermedades autoinmunes.