Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El Principado reclama flexibilizar el relevo de las plantillas del personal vinculado a la dependencia

Exige que en 2014 se puedan cubrir plazas de empleados públicos que queden vacantes

Miércoles, 24 de julio de 2013, a las 12:46

Redacción. Oviedo
La consejera de Bienestar Social y Vivienda del Principado, Esther Díaz, ha reclamado al Gobierno de España que el próximo año flexibilice la tasa de reposición de personal público para los servicios de la dependencia, de forma que la Ley General de Presupuestos del Estado aplique a estos servicios la misma excepción que rige para los servicios vinculados a la seguridad, donde se contempla el relevo de los trabajadores que se jubilan.

Esther Díaz.

La titular de Bienestar Social ha explicado que, actualmente, cuando algún empleado pública se jubila, “no podemos reponer ese personal, es decir, que las plantillas, por evolución natural e imposición legal, se van haciendo más pequeñas”. Esta situación afecta a servicios importantes como los vinculados a la dependencia, que, en su opinión, no deberían estar sujetos a esta limitación, sino que deberían ser una excepción.

Esther Díaz ha visitado varios centros vinculados la consejería en el concejo de Mieres: el Centro de Apoyo a la Integración (CAI) municipal de Cardeo, el Centro Social de Personas Mayores de Turón y el Centro de Atención a la Dependencia, también en Turón. En total, los tres atienden a unas 2.700 personas  y la consejería destina a su funcionamiento casi un millón de euros. La consejera ha estado  acompañada por el gerente de Establecimientos Residenciales para Ancianos de Asturias (ERA), Jesús Suárez; el alcalde de Mieres, Aníbal Vázquez, y el concejal de Bienestar Social de Mieres, Jesús Armando Vila.

Durante la visita, la consejera de Bienestar Social ha trasladado a los trabajadores y usuarios de los centros la apuesta del Gobierno de Asturias por mantener e impulsar estos equipamientos. El CAI de Cardeo, con 47 usuarios, ha recibido este año una aportación del Principado de casi 384.000 euros. El Centro Social de Personas Mayores de Turón, por su parte, cuenta con más de 2.500 socios y un centro de día para personas con Alzheimer con 28 plazas.

El Centro de Atención a la Dependencia que gestiona la Fundación Asturiana de Atención y Protección a Personas con Discapacidades y/o Dependencias (Fasad), ubicado también en Turón, presta atención individualizada a personas mayores de 50 años con discapacidad intelectual. En estos momentos da alojamiento a diez personas y se pretende completar el resto de plazas de alojamiento que están libres, siete en total, a lo largo del próximo año.