Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 21:10

El Clínico de Valencia implanta el primer desfibrilador subcutáneo de la región

A un paciente joven con alteraciones graves del ritmo del corazón

Martes, 18 de noviembre de 2014, a las 18:12
Redacción. Valencia
La Unidad de Arritmias del servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valencia ha implantado recientemente, y por primera vez en la región, un desfibrilador totalmente subcutáneo a un paciente joven con alteraciones graves del ritmo del corazón, que padeció una muerte súbita de la que fue reanimado.

Ricardo Ruiz, jefe de Sección del servicio de Cardiología del Hospital Clínico Universitario de Valencia.

Según Ricardo Ruiz, jefe de Sección del servicio de Cardiología, “durante unos años llevó implantado un desfibrilador convencional, que se tuvo que retirar por un problema de rechazo. La afectación de las venas hizo imposible volver a implantar un sistema convencional, por lo que este sistema subcutáneo era la única alternativa en este caso”.

Este tipo de dispositivo permite que todo el sistema, aparato y electrodo, se coloque debajo de la piel, "sin ningún componente dentro del corazón o de las venas", situación “que hace imposible que cualquier complicación (como una infección) afecte al corazón".

La intervención tiene una duración de menos de una hora, y se realiza mediante una incisión bajo la axila, haciéndose una bolsa debajo de la piel para alojar el generador. Después se pasa un electrodo por debajo de la piel hasta la punta del esternón y, desde allí, hacia arriba por la parte anterior del tórax. Como la batería tiene una duración entorno a cinco o seis años, cuando se agota, se abre la bolsa subcutánea y se cambia el generador.

Los pacientes que acceden a este tratamiento son quienes han padecido o tienen un elevado riesgo de padecer una arritmia grave que ponga en peligro su vida, según ha señalado Ruiz.