Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 13:30

Se mantiene el presupuesto de 60 millones para centros concertados sin ánimo de lucro

Entre ellos están: el Hospital de Jove, Cruz Roja, el Sanatorio Adaro y el Hospital de Avilés

Viernes, 21 de marzo de 2014, a las 13:50
Redacción. Oviedo
El Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) mantiene en 2014 la actividad y el presupuesto de 60 millones de euros para los centros concertados sin ánimo de lucro: el Hospital de Jove, Cruz Roja, el Sanatorio Adaro y el Hospital de Avilés.

Tácito Suárez, director gerente del Sespa.

Estos centros asumen las líneas estratégicas y los objetivos concretos de actividad pactados con las gerencias de las áreas sanitarias, según indican desde el Principado, apuntando que el gasto ejecutado en 2013 en los centros con convenio singular integrados en la red pública rondó los 60 millones de euros, el 91 por ciento del total disponible para conciertos.

El gerente del Sespa, Tácito Suárez, ha presidido este viernes la firma de los contratos con los responsables de los cuatros centros. En concreto, se fija un presupuesto global de 59,5 millones de euros, a lo que se suma casi medio millón de euros correspondientes a la actividad que el Hospital de Jove realiza al margen de la atención a la población que tiene como referencia.

Los ligeros incrementos previstos en las partidas del Hospital de Avilés, que pasa de 6,2 a 6,3 millones, y del Sanatorio Adaro, que pasa de 4,6 a 4,7 persiguen adecuarse a la facturación real de 2013.

Además, los documentos recogen las líneas estratégicas a desarrollar en el presente ejercicio, así como unos objetivos asistenciales y de calidad que los Hospitales de Jove, Cruz Roja, Sanatorio Adaro y Fundación Hospital de Avilés deberán alcanzar de forma coordinada con los centros de la red pública.

El convenio persigue, igualmente, reforzar el esfuerzo de integración y coordinación con el resto de servicios sanitarios en cuanto a gestión compartida de recursos y programas.

El gerente del Sespa ha destacado que, al contrario de lo que ocurre en otras comunidades, "el gasto en conciertos sanitarios en el Principado se basa en la concertación de una mínima y razonable actividad complementaria, que permite ganar en agilidad y eficiencia y no en la privatización de la gestión de los hospitales públicos".

"Los diferentes gobiernos del Principado vienen defendiendo desde hace algunas décadas la complementariedad que se puede conseguir entre centros sin ánimo de lucro que contribuyen con alta eficiencia, transparencia y calidad a la actividad asistencial de la red de titularidad pública", ha dicho.

Los cuatro centros están integrados desde el año 2002 en la red de utilización pública mediante decreto. En su conjunto, los trece hospitales integrados en la red de utilización pública del Principado, de los que estos cuatro son centros benéfico-privados sin ánimo de lucro, asumen el 98,2 por ciento de la actividad sanitaria de la comunidad.
 
"Los 36.766 procesos que se realizan fuera de esta red no llegan al 1,8 por ciento del total de la actividad y absorben apenas un 1 por ciento del presupuesto total de la Consejería", matizan desde el Ejecutivo asturiano.