16 nov 2018 | Actualizado: 16:15

El PP ve “inevitable” establecer “nuevas vías para aumentar los ingresos” en sanidad

El PSIB dice que tiene propuestas sanitarias y le ofrece al Govern analizarlas conjuntamente

Martes, 17 de abril de 2012, a las 19:09

Redacción. Palma de Mallorca
El Grupo Parlamentario Popular ha reiterado este martes que no desea implantar el copago sanitario en las islas, si bien ha añadido que es "una medida más disuasoria que recaudatoria" y ha advertido de que el actual sistema sanitario es "insostenible" por lo que resulta "inevitable" encontrar "nuevas vías para incrementar los ingresos".

Catalina Palau.

"No queremos copago, puede ser que el Gobierno central lo esté estudiando, o que no, pero nuestra postura siempre ha sido contraria", ha manifestado durante el pleno de la Cámara, la diputada 'popular' Catalina Palau, quien, no obstante, ha añadido que con el copago se pueden también aplicar fórmulas para "eximir a los más desfavorecidos".

Palau se ha referido así en la sesión plenaria durante un debate de una moción del PSIB en materia sanitaria, de la que únicamente se ha aprobado un punto -por unanimidad- mediante el cual se instaba al Govern a mantener la calidad asistencial sanitaria que reciben los ciudadanos de Baleares.

De esta forma, el PP ha votado en contra del resto de puntos, entre los cuales los socialistas reclamaban la retirada de la nueva tarjeta sanitaria, el restablecimiento de la estructura de la Gerencia de Atención Primaria o la constitución de una mesa por la sostenibilidad del sistema sanitario público.

Además, el diputado del PSIB Vicenç Thomàs había defendido la necesidad de implementar un plan de choque contra las listas de espera quirúrgicas, de consultas externas y de pruebas complementarias, y de excluir a los pacientes de la participación directa en parte del coste de los servicios sanitarios en el momento de utilizarlos.

Thomàs ha remarcado que el copago no solucionará el problema de financiación de las islas o del país y, por otro lado, ha hecho una propuesta de diálogo al Govern para analizar qué medidas se pueden llevar a cabo para mejorar la situación del sistema sanitario público balear.

“Tenemos propuestas pero no quieren hablar”

"Tenemos propuestas, les ofrecemos sentarnos y hablar, y no quieren", ha dicho el socialista, quien ha criticado que el Ejecutivo balear no adopte algunas medidas para aumentar los ingresos como aumentar el impuesto del tabaco o del alcohol o retiran la denominada administra fiscal.

Según su opinión, la consellera de Sanidad, Familia y Bienestar Social, Carmen Castro, no explica sus ideas sobre el sistema sanitario puesto que se limita a ir a Madrid "como un cordero a recibir órdenes".

Por su parte, la diputada del PSM-IV-ExM y Més per Menorca, Fina Santiago, ha criticado también que el Govern no adopte medidas para incrementar la recaudación de ingresos como podría ser la aplicación del Impuesto de Patrimonio en la comunidad, algo que, según su opinión, aportaría 30 millones de euros para dar más calidad a los servicios. Asimismo, también ha considerado que el Parlament balear ha perdido "parte de su soberanía" porque está "esperando continuamente a lo que diga" el Gobierno central.

La parlamentaria de la coalición econacionalista ha opinado que, si no se detiene la "línea de neoliberalismo" de aquí a alrededor de seis años se privatizará la sanidad europea y estará igual que en EEUU. En este sentido, ha manifestado que el pago por la expedición de la tarjeta sanitaria en la comunidad responde a que el Govern ha querido comenzar a implantar un cambio en la mentalidad de los ciudadanos y "que la gente se acostumbre" a tener que pagar.