Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

María Márquez. Madrid
A pesar de comparecer a última hora de la tarde después de un intenso debate sobre los Presupuestos que se remontaba a las 10 de la mañana, los ánimos de las portavoces del PP y el PSOE en la Comisión de Sanidad no se desinflaron. La popular María Teresa Angulo abogó por tres planes estratégicos que reforzasen las listas de espera, la planificación de profesionales y el uso racional del medicamento, pero las enmiendas de su grupo tenían un claro objetivo económico: protestar por la insuficiencia presupuestaria de 2011 para infraestructuras, transporte sanitario de emergencias y Ley de Dependencia. Mª Consolación Serrano defendió la postura de la Junta alegando que la Consejería recibe el 35,5 por ciento de la partida total de la Junta, un 10 por ciento del PIB, y que el gasto per cápita es de 1.500 euros por persona, “lejos de Madrid, por ejemplo, con 1.100 euros”. Y con tantos números por medio, el debate acabó en la sanidad concertada, criticada por Serrano ejemplificando con el “modelo Valencia”.

Imagen del Pleno de la Asamblea.

Entre las infraestructuras que los ‘populares’ echan de menos en la planificación de la Consejería que dirige María Jesús Mejuto se encuentran el Hospital de Cáceres (“Fernández Vara dijo en 2006 que en 2010 estaría terminado”) y otros dos en Don Benito Villanueva y Valencia de Alcántara, además de las UCI en comarcales. Serrano contestó que los planes están en marcha salvo en Valencia de Alcántara, donde “no se puede poner un centro de alto coste cuando no hay rentabilidad social en esa zona”, al igual que las Unidades de Cuidados Intensivos que en su opinión, “requieren un alto grado de especialización y por tanto una actividad mínima”. En cuanto al transporte sanitario de emergencias, deficitario para Angulo, la portavoz socialista apuntó que a él se destinan 36 millones de presupuesto para el ejercicio próximo.

Las listas de espera también son un punto débil de la Consejería en opinión del PP extremeño. A este respecto, Consolación Serrano le interpeló con la defensa hecha por la figura del Defensor del Usuario del Sistema Público, “asegurando que a pesar del recorte presupuestario, se mantiene estable en la cirugía, con 66 días de media”. También instó a María Teresa Angulo a que presentase “ese plan de reducción de espera del que hablan”.

El único presupuesto que se incrementa es el del Sepad, en un 1,5 millones

Otro de los puntos centrales del debate fue la Ley de Dependencia, que en opinión de Angulo necesita “más dinero para la atención a la discapacidad” y un “mejor funcionamiento de los centros sociosanitarios de Mérida y Plasencia”. De nuevo, Serrano volvió a los números para indicar que el Sepad contará en 2011 con 303 millones de presupuesto, “lo único que sube en un 0,16 por ciento con respecto a 2010 (1,5 millones más que en 2010), con 18.000 personas atendidas de 1 millón de habitantes”. Y si desde el PP piden “un plan específico para la enfermedad de Alzheimer”, el PSOE contesta que “ya hay un plan de estudio del deterioro cognitivo para todas las demencias”.

En el segundo turno de intervenciones, la portavoz popular reiteró su preocupación sobre infraestructuras inacabadas. “Ibarra aprobó un crédito extraordinario en 2002 de 120 millones de euros para el Hospital de Cáceres, ¿dónde está el dinero?”. Y siguiendo con el ex presidente de la Junta, una última queja para mencionar que la maternidad de Zafra, a pesar de lo “prometido” por Ibarra, ha sido “eliminada por los socialistas”.

El modelo Alzira de concierto sanitario, cuestionado por el PSOE extremeño

Mª Consolación Serrano subió por segunda vez al atril de la Asamblea para acusar al PP de”querer cargarse la sostenibilidad del sistema” ya que sus propuestas “no son sostenibles”. Los últimos momentos fueron de una especial crispación, pues Serrano respondió a las acusaciones de Angulo diciendo que el PP “se había puesto de parte de Cameron, el líder europeo que más recorte social ha hecho”, lo que provocó las protestas de los diputados pese a la llamada al orden del presidente, Juan Ramón Ferreira. Pero la portavoz del PSOE reservó otra declaración si cabe aún más polémica afirmando que el PP “prefiere la sanidad privada, como dice Rajoy, que es más productiva”. Así, aludió al modelo Alzira implantado en Valencia indicando que “es más caro y rompe la equidad del sistema para profesionales y usuarios”.