Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:55

El Gobierno renuncia al tutelaje “excesivo” sobre los colegios profesionales

El Pleno del Senado aprueba por unanimidad una moción del Grupo Mixto para mantener el diálogo en el proceso de aprobación de la Ley de Colegios Profesionales

Miércoles, 20 de noviembre de 2013, a las 13:39

Javier Leo. Madrid
El Partido Popular (PP) ha asegurado en el Senado que eliminará los “elementos de injerencia excesiva” en el funcionamiento de los colegios profesionales en el texto final de la Ley de Servicios y Colegios Profesionales que aprobará el Consejo de Ministros antes de que concluya el año. Así lo ha afirmado el senador ‘popular’ José Enrique Fernández de Moya durante su intervención este miércoles en el Pleno de la Cámara Alta, refutando de este modo las modificaciones incluidas en el borrador del Anteproyecto publicado en exclusiva por Redacción Médica.

El senador del PP José Enrique Fernández de Moya.

El Grupo Mixto ha presentado una moción (aprobada con 246 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones) en la que se insta al Gobierno a mantener el diálogo con los representantes de los colegios profesionales para lograr un consenso básico en la futura ley. Durante el debate previo, Fernández de Moya ha asegurado que el texto final de la norma “respeta la autonomía colegial”, al mismo tiempo que ampara “el legítimo derecho de control de la Administración” sobre las funciones colegiales “aclarando los casos en los que habrá control de eficacia”.

El Gobierno ha ejemplificado esa eliminación de “elementos de injerencia excesiva” paralela a la “legítima tutela” de la Administración sobre la función colegial manteniendo la exigencia de que los comités de ética y deontología de los colegios sean independientes de las juntas colegiales, pero suprimiendo, respecto al anteproyecto del mes de agosto, los detalles sobre su composición, “que quedará en manos de los colegios”. “Hemos dialogado y seguiremos dialogando para matizar algunos de los puntos polémicos del primer anteproyecto para garantizar la autorregulación y la independencia de los colegios profesionales”, ha explicado Fernández de Moya.

PSOE: El Gobierno “desconfía” de la labor colegial

Por su parte, los grupos de la oposición, encabezados por los socialistas, han vertido duras críticas sobre una reforma que “plantea controles de eficiencia más allá del legítimo control de la legalidad”. Tal y como ha indicado el senador del PSOE Antonio Julián Rodríguez, “con este texto se vuelve a tiempos antidemocráticos” y se pretende “interferir en el control deontológico de los profesionales” en base a los “prejuicios" y la "desconfianza infundada" del Gobierno, que "desprecia la labor de los colegios profesionales”.

En la misma línea se ha expresado el senador de Entesa, Joan Sabaté, al exigir un “diálogo real” ante la “larga lista de opositores al anteproyecto, que ha movilizado a todos los colectivos profesionales en contra del Gobierno”. Como réplica, desde el PP han asegurado que el Ejecutivo ha mantenido 74 reuniones con representantes de los colegios hasta el 4 de agosto y otras 35 desde el mes de septiembre, al mismo tiempo que se ha comprometido a mantener e intensificar el diálogo para alcanzar un consenso real para la reforma.