Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El PP rechaza problemas asistenciales de extranjeros sin recursos

Y se reafirma en el pago por la tarjeta sanitaria

Jueves, 23 de febrero de 2012, a las 17:23

Redacción. Palma de Mallorca
El PP ha votado en contra de una PNL presentada por el PSM-IV-ExM y Més per Menorca relativa a la asistencia sanitaria a extranjeros sin recursos al entender que "la problemática que se plantea es del todo inexistente y no procede tomar un acuerdo para solucionar un tema que está más que solucionado".

Catalina Palau.

Así se ha expresado durante la Comisión de Salud, la diputada 'popular' Catalina Palau, quien ha considerado que esta iniciativa "no se ajusta a la realidad" y ha criticado que el grupo solicitante no retirara el documento. Durante su intervención, Palau ha opinado que "el derecho de los extranjeros sin recursos a la asistencia sanitaria está regulado en Baleares por la Resolución vigente del 26 de febrero de 2008, que no ha sufrido ninguna modificación y que expresa que las personas extranjeras sin recursos deben cumplir dos requisitos para acceder a la asistencia sanitaria: estar empadronados y demostrar la carencia de recursos económicos". Este último puede ser documentado a través de la declaración de IRPF, mediante un informe de un trabajador social, o en última instancia, cuando quede probada la imposibilidad de aportar alguno de los documentos anteriores, con una declaración de la persona interesada.

Por otro lado, Palau ha defendido que la administración tiene la obligación de ejercer un control exhaustivo de los servicios que presta. "Que nuestro sistema sanitario sea universal y gratuito no implica que se pueda acceder sin ninguna documentación ni control", ha concluido.

Tarjeta sanitaria sin excepciones

Durante la misma comisión, el PP también ha votado en contra de aplicar reducciones en el pago de la tarjeta sanitaria ya que "el pago de la tasa no discrimina por criterios económicos porque si así fuera, estaríamos hablando de un impuesto", ha asegurado la diputada 'popular' Marga Durán. "La tasa de la nueva tarjeta sanitaria se rige por el principio de generalidad según el artículo 31 de la Constitución Española y en base a este principio el coste se ha distribuido en partes iguales y no se contemplan excepciones", ha explicado. Se trata, ha continuado, "de una tasa recogida en los presupuestos de la comunidad en función del artículo 2 de la Ley Tributaria que define los tipos de tributos en Baleares, entre los que se contempla, por ejemplo, la tasa que se paga por la elaboración de un documento oficial, ya sea el DNI o el pasaporte". Por otro lado, Durán ha apuntado que en el caso de que en esta tasa se hubiera contemplado descuentos o reducciones a colectivos especiales, el precio de la tarjeta se habría incrementado para el resto de ciudadanos que no pertenecen a ningún caso excepcional, por lo que se ha optado por un pago único e igualitario.