17 dic 2018 | Actualizado: 14:05

El PP quiere que las especialidades farmacéuticas sean consideradas EFG de forma automática al perder la patente

La coordinadora de Participación Social del PP promete a Farmaindustria estabilidad para el sector

mar 05 julio 2011. 23.26H

Leire Sopuerta Biota / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
La coordinadora de Participación Social del Partido Popular, Ana Pastor, se ha reunido con el presidente de Farmaindustria, Jordi Ramentol, y el director general, Humberto Arnés, con la finalidad de escuchar sus propuestas para la elaboración del programa electoral. Pastor ha garantizado que si su partido llega al poder elaborará un plan, con desarrollo de 5 a 10 años, que dará “estabilidad” al sector.

Humberto Arnés, Jordi Ramentol, Ana Pastor y Julio Sánchez Fierro, durante su reunión en la sede del Partido Popular.

A su juicio, el sector de la industria farmacéutica es “innovador, añade valor y crea puestos de trabajo estables”, por ello la ex ministra de Sanidad ha prometido una política farmacéutica “estable y previsible”. Esto ayudará, “a que el Sistema Nacional de Salud sea viable y sostenible en el tiempo”, ha dicho tras la reunión, a la que también han acudido Julio Sánchez Fierro, secretario ejecutivo de Participación Ciudadana del PP, y Baudilio Tomé, coordinador de Estudios y Programas del PP.

Otro de los aspectos a los que se ha comprometido ha sido a la posibilidad de que las especialidades farmacéuticas tengan la consideración de EFG (Especialidad Farmacéutica Genérica) de manera automática cuando venza la patente. En este sentido, Pastor ha criticado el cambio legislativo que introdujo el Gobierno socialista mediante el cual los precios de referencia tardan tres años, y ahora dos, en entrar en vigor, con lo que se ha dejado de ahorrar en torno a mil millones de euros anuales. La dirigente popular ha explicado que el PP volverá a la normativa anterior para que el precio baje automáticamente desde el momento en que pierda la patente, pero el medicamento de marca tendrá la consideración de EFG.

Por su parte, Ramentol ha señalado que la sanidad “está infrafinanciada” y ha apostado por “buscar recursos financieros” que solucionen este problema. Además, ha mostrado preocupación por la existencia de 17 modelos sanitarios distintos y ha pedido que se “tomen decisiones” porque éstas afectan a la hora de “preservar la innovación” y muestran una imagen inadecuada fuera de las fronteras de España.