18 nov 2018 | Actualizado: 14:30

El PP pide un informe del Consejo de Estado y una memoria económica de la ley de cuidados paliativos

El viceconsejero vasco de Sanidad dice que la crisis actual es “es de tesorería, no de sostenibilidad”

Martes, 14 de junio de 2011, a las 16:24

Leire Sopuerta Biota/ Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
El Partido Popular en el Congreso de los Diputados ha votado en contra de la denominada ley de muerte digna y reclama, para su aprobación, un informe del Consejo de Estado sobre la futura norma y una memoria económica que aclare cuánto va a costar su desarrollo. Así lo ha asegurado Ana Pastor, coordinadora de Participación Social del Partido Popular, en 'Intereconomía Conferencias'.

Ana Pastor, coordinadora de Participación Social del PP.

“Es poco presentable que se diga que esta norma no va a tener coste económico”, ha asegurado la ex ministra de Sanidad, quien ha recordado que “una de las cosas que queremos conseguir es que haya unidades de cuidados paliativos en toda España”. Tampoco le parece “de recibo” que se diga que este proyecto de ley no necesita de un informe del Consejo de Estado cuando, según ella, “se está derogando un artículo de la ley de autonomía del paciente”.

La coordinadora de Participación Social del PP ha explicado en su conferencia las medidas necesarias a aplicar para mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario. En primer lugar, ha dicho, es “imprescindible” la convocatoria de un Consejo Interterritorial sobre financiación.

Además, ha asegurado que el diseño organizativo del sistema sanitario “es un traje que se nos ha pasado de moda, lo que hace que algunas costuras estén tirantes y otras descosidas”, por ello cree necesario introducir cambios de manera urgente.

Entre ellos, Pastor ha señalado la integración de la salud pública y la asistencia sanitaria, una nueva cartera de servicios para Atención Primaria, la evaluación de los hospitales por sus resultados en gestión, el fomento de la atención a domicilio, el registro de profesionales, la creación de un Centro Documental de Información y Efectividad Clínica y una nueva estructura de la Agencia del Medicamento, similar a la FDA.

“Crisis de tesorería, más que de sostenibilidad”

También ha participado en 'Intereconomía Conferencias' el viceconsejero de Sanidad del País Vasco, Jesús María Fernández Díaz, quien ha asegurado que la crisis actual “es de tesorería, más de que sostenibilidad del sistema sanitario, debido al descenso en la recaudación fiscal”.

El viceconsejero de Sanidad del País Vasco, Jesús María Fernández Díaz, y el gerente de los hospitales Infanta Leonor y Virgen de la Torre, César Pascual.

En concreto, Fernández ha explicado que el Gobierno vasco pasó de ingresar 9.000 millones en 2008 a 7.500 en 2009, 8.200 en 2010 y se espera que en 2011 se llegue a los 8.700. “El gasto de Osakidetza fue en 2010 del 0,66 por ciento, frente a los 9,9 por ciento de media de años anteriores, lo que hace complicado llevar adelante una organización, de ahí la importancia de una gestión ambiciosa como la aplicada”.

El viceconsejero ha puesto como ejemplo de esta gestión la reorganización de la Primaria, “que ha tenido un ruido mediático significativo, pero era algo que había que afrontar”; la reducción de directivos en Osakidetza; la negociación de precios o las compras estratégicas centralizadas.

A su vez, ha destacado, que el País Vasco dispone de una infraestructura sanitaria “ajustada” porque “no nos preocupa la construcción de nuevos hospitales, ya que no solo con nuevos cetros se transforma el sistema”. En este sentido, ha dudado de que una buena inversión del dinero que se destina a sanidad os fondos sea para construir hospitales.

Fernández ha puesto en valor la OPE de Osakidetza. “Es coherente con la situación actual, pero también es una excepción porque el resto de sistemas sanitarios no van a ofertar más de 1.000 plazas”. Asimismo, ha reconocido que Euskadi es “una de las autonomías más atrasadas en la implantación de receta electrónica”.