Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

El PP exige rectificar la “excesiva” puntuación del euskera y buscar un equilibrio “con otros méritos”

Considera que “frustra las expectativas de miles de opositores que habían confiado en que el nuevo Gobierno vasco iba a atajar aquellas situaciones injustas y discriminatorias”

Miércoles, 22 de junio de 2011, a las 16:00

Redacción. Vitoria
El Partido Popular ha exigido este miércoles al Gobierno vasco que "rectifique la puntuación del euskera y busque un equilibrio con otros méritos" en la oferta pública de empleo (OPE) de Sanidad, "para garantizar el principio de acceso en condiciones de igualdad a la función pública". La parlamentaria del PP Laura Garrido ha pedido al Gobierno socialista que "cumpla sus compromisos en materia lingüística", y ha considerado "prioritario" evitar la sobrevaloración del euskera, "para evitar agravios en la fase de oposición, derivados del modo de plantear las preguntas", según ha manifestado su grupo. Por ello, el Partido Popular exigirá al Gobierno vasco esta rectificación a través de una moción en el Pleno del Parlamento vasco.

Laura Garrido, parlamentaria del Partido Popular.

En este sentido, la parlamentaria popular ha recordado que la "excesiva" puntuación del euskera en la OPE recientemente convocada "incumple un mandato parlamentario". "El 26 de octubre de 2009, la Cámara vasca aprobó una Proposición no de Ley para que el departamento de Sanidad, además de terminar con la sobrevaloración del euskera, adoptara cuantas medidas y actuaciones fueran necesarias para garantizar un equilibrio entre la puntuación del euskera y otros méritos profesionales", según han indicado los populares.

"Con esta OPE el PSE se salta un acuerdo que ponía fin a la política de discriminación lingüística en las ofertas públicas de empleo de Osakidetza y vuelve a incidir en los viejos errores del pasado, donde se primaba más el euskera que la experiencia y el mérito profesional", ha censurado. Para Garrido, esta convocatoria "frustra las expectativas de miles de opositores que habían confiado en que el nuevo Gobierno vasco iba a atajar aquellas situaciones injustas y discriminatorias que durante años han provocado la fuga de profesionales a otras comunidades, ha entorpecido la entrada de otros a nuestra comunidad y ha deteriorado la calidad asistencial de nuestro sistema sanitario".

Finalmente, Garrido ha declarado que el problema "fundamental" en la nueva OPE es que el euskera "sigue siendo determinante por encima de otros criterios profesionales, por lo que el apoyo del PP es para modificar esa política de anteriores gobiernos nacionalistas, no para operaciones cosméticas que sólo sirven para mantener las cosas como estaban".