Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00
Jueves, 26 de septiembre de 2013, a las 18:50

Redacción. Logroño
El presidente Pedro Sanz ha destacado esta tarde que la aportación por los medicamentos dispensados en el hospital no afecta en ningún caso a los pacientes ingresados en el hospital o que reciben tratamiento en el hospital de día, unidades de hospitalización a domicilio y paliativos y ha señalado que el objetivo de esta medida es "homogeneizar el sistema de aportación farmacéutica independiente de dónde se dispense el fármaco", dado que no supone un ahorro directo importante.

Pedro Sanz.

Sanz, en declaraciones a los medios de comunicación antes de la celebración del pleno del Parlamento regional, ha resaltado que en La Rioja son 993 las personas afectadas por esta medida y que la recaudación estimada de la aportación por los medicamentos que necesitan ascendería a 57.000 euros, cuando el coste total de este tipo de fármacos se eleva a 9.500.000 euros.

Asimismo, el presidente ha recordado que los medicamentos que se dispensan en el hospital tendrán una aportación reducida del 10 por ciento, con un tope de 4,20 euros, por lo que si el medicamento en concreto cuesta miles de euros, el usuario sólo tendrá que abonar los 4,20 euros indicados.

Del mismo modo, ha indicado que en el caso de los jubilados que necesitan más de un medicamento de dispensación en el hospital, la aportación máxima que realizarán es de 8 euros y no pagarán nada los que perciben pensiones no contributivas, los parados sin prestación por desempleo y los que reciben una renta de inserción.    

En cuanto a la puesta en marcha de esta medida, que ya estaba regulada en la normativa nacional que contempla la reforma farmacéutica, el presidente del Gobierno de La Rioja ha asegurado que no se pondrá en marcha el 1 de octubre, "dado que se está adaptando el sistema de funcionamiento para poder implantarla", y ha expresado su confianza en que "se implante de forma coordinada con todas las comunidades autónomas".