Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El PP apuesta por la modernización de la Atención Primaria

Promete establecer una tarjeta sanitaria única y reorientar el sistema hacia las patologías crónicas

Viernes, 04 de marzo de 2011, a las 18:09

Redacción. Madrid
El Partido Popular ha presentado el Programa Marco para las próximas elecciones autonómicas. En materia de Sanidad, el PP se fija como objetivo la modernización de la Atención Primaria, “según un modelo más avanzado, más accesible y más cercano a los ciudadanos, encaminándola hacia una gestión más resolutiva, eficiente e integrada con la Atención Especializada y con el reforzamiento de sus recursos personales y técnicos, potenciando el trabajo en equipo y el papel de la enfermería”.

Ana Pastor, responsable de Sanidad en el Partido Popular.

Además, apuesta por innovar los sistemas de gestión clínica, modernizándolos con la introducción de nuevas tecnologías, promoviendo la existencia de una base de datos única y poniendo en valor la colaboración público-privada. Además, quiere establecer una tarjeta sanitaria única.

También incluye en su programa electoral la reducción de las diferencias interregionales y el impulso de la libre elección de médico y centro y el derecho a una segunda opinión. Asimismo, promoverán un modelo hospitalario “más humano y más autónomo, considerando clave el papel de los centros y unidades de referencia en el marco del Sistema Nacional de Salud”.

Otras de sus propuestas son la reorientación del sistema sanitario hacia las nuevas realidades clínicas, “con especial consideración hacia las patologías crónicas, a la atención por procesos y a la mayor autonomía de los profesionales”; y el impulso a una nueva política farmacéutica “que contribuya a una evolución compatible con la innovación y sostenibilidad económica, defendiendo el modelo de oficinas de farmacia en el marco del Sistema Nacional de Salud”.

En materia de dependencia, el PP asegura que reformará la cartera de servicios restableciendo unos mínimos comunes para todas las comunidades autónomas. Y certificará la calidad de los servicios prestados. Al tiempo que extenderá “la capacidad de elección de las personas dependientes, coordinando los servicios ofrecidos tanto por el sector público como el privado”. Además, incrementará los ‘programas de respiro’ para los cuidadores no profesionales.