Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 18:15

El PP apela a la responsabilidad de Rivero para no cerrar el Servicio de Cirugía Cardiaca Infantil

“Hay otros gastos donde se puede disminuir sin necesidad de recortar servicios tan básicos”

Viernes, 09 de noviembre de 2012, a las 16:23

Redacción. Tenerife
El PP ha levantado la voz contra el anunciado cierre del Servicio Canario de Cirugía Cardiaca Infantil. El ministro de Industria, Energía y Turismo y presidente del PP regional, José Manuel Soria, ha apelado a la “responsabilidad” del Gobierno canario para que reconsidere esta decisión. En este sentido, Soria ha señalado que el Gobierno regional “sabe muy bien que hay otro tipo de gastos que son superfluos donde se puede disminuir sin necesidad de atacar y recortar servicios tan básicos” como el de la cirugía cardiaca infantil.

José Manuel Soria.

Por su parte, el secretario general del Partido Popular de Canarias, Asier Antona, ha apuntado a Paulino Rivero como “responsable directo” de lo que pueda ocurrir tras el cierre del Servicio Canario de Cirugía Cardiaca Infantil, y ha apelado a la conciencia del presidente para detener lo que ha calificado como una “temeridad de previsibles y trágicas consecuencias”.

“Los ajustes presupuestarios no pueden ser excusa para cometer un disparate como este”, ha afirmado Asier Antona, “y Paulino Rivero es el único que puede impedirlo ahora mismo, tiene que plantarse ante el empecinamiento de la consejera de Sanidad por seguir adelante con una decisión que incrementará la mortalidad entre recién nacidos y niños de las Islas, como advierten los especialistas”.

En este sentido, Antona ha hecho referencia a la opinión expresada públicamente por el fundador de la Unidad, José María Brito Pérez, “una de las voces más autorizadas de la cirugía cardiaca en el mundo”, quien esta misma semana alertaba sobre el peligro de tener que trasladar a los enfermos a la Península. El líder popular subió así el tono de la reclamación planteada por el colectivo sanitario y familias afectadas, ante el anunciado cierre de la Unidad Médico Quirúrgica de Cardiología Pediátrica y Cardiopatías Congénitas, que funciona como centro de referencia regional desde el año 2001. Para Antona resulta “imprescindible que Rivero recapacite y haga recapacitar a quienes han tomado esta decisión, porque hay líneas rojas que no se pueden traspasar”.

“Una cosa es jugar con el pan de los canarios retrasando la aprobación de los Presupuestos de Canarias, y otra muy distinta es poner en riesgo la vida de recién nacidos por el empeño de una medida caprichosa realizada sin fundamento alguno”, afirmó Antona.

Iniciativas ‘populares’

El Partido Popular ha presentado en el Parlamento de Canarias una batería de iniciativas para instar al Gobierno a “corregir esta metedura de pata”, incluida una PNL en la que rechaza las causas “presupuestarias” esgrimidas para el cierre de la Unidad, y anuncia su movilización en todas las instituciones locales de las Islas para “exigir su continuidad”.

“Valorar los resultados de un servicio como este en función de su costo es una barbaridad, porque la vida de un recién nacido vale mucho más que el millón de euros que cuesta mantenerla abierta”, aseguró Antona, quien recordó que el año pasado la Unidad atendió a más de 70 niños y que su costo es “cuarenta veces menor que el la TV Canaria”. El Partido Popular insiste además en que la Consejería tampoco ha valorado correctamente las consecuencias económicas de esta medida, dado el elevado costo que suponen los traslados a la Península y la estancia de las familias para tratamientos, intervenciones y hospitalizaciones.