21 nov 2018 | Actualizado: 16:50

El PP critica al PSIB por pedir la dimisión de Sansanoli cuando “dejó un agujero de 800 millones”

“No es decente que pida la dimisión de otros que solucionan la gestión anterior para hacer sostenible el sistema” ha señalado la portavoz popular

Lunes, 13 de mayo de 2013, a las 16:03

Redacción.Palma de Mallorca
El PP ha criticado el "caradurismo político" del diputado socialista y exconsejero de Sanidad de la comunidad, Vicenç Thomàs, por pedir la dimisión del actual responsable autonómico sanitario, Martí Sansaloni, tras la muerte por tuberculosis del inmigrante senegalés Alpha Pam, a quien se le denegó la atención sanitaria por no tener tarjeta, argumentando que él "dejó un agujero de 800 millones de euros" en el sistema sanitario balear.

 "Nos indigna que el PSIB pida dimisiones" cuando Thomàs "es el responsable del agujero más grande de toda la historia sanitaria pública de Baleares, que en cuatro años lo multiplicó por siete", ha manifestado la portavoz del PP en el Parlament, Mabel Cabrer, en rueda de prensa.

 Cabrer ha señalado que “hay otros que trabajan para resolver el problema que él dejo”, y le ha acusado de estar “calentando la silla” mientras otros son “responsables de poner fin” a la situación que su mandato dejó.

  "Thomàs ha dejado un agujero de tal magnitud como para venir a pedir dimisiones y a hacer una utilización política del fallecimiento", ha reiterado la portazoz “popular”.  "No es decente que pida la dimisión de otros que solucionan la gestión anterior", ha remarcado al señalar que Sansaloni está adoptando las medidas pertinentes para “hacer sostenible el sistema”.

Con respecto a la muerte del senegalés Alpha Pam, el PP ha señalado que ya se está llevando a cabo una investigación interna y que será en el pleno de este martes cuando Sansaloni   dará “todas las explicaciones que hacen falta” porque él es el "primer interesado" en que se cumpla el Real Decreto Ley 16/2012, disposición que según ha subrayado la parlamentaria María José Bauzá, se adoptó por consenso de todas las comunidades autónomas y con el objetivo de hacer frente al agujero de 16.000 millones