18 nov 2018 | Actualizado: 18:10
Martes, 15 de febrero de 2011, a las 14:12

Leire Sopuerta Biota. Madrid
El Senado ha rechazado una moción del PP, defendida por el senador Jesús Aguirre en la que se reclamaba al Gobierno que implantase un calendario vacunal común para todo España, de acuerdo con las comunidades y en el seno del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

Jesús Aguirre, durante el Pleno del Senado.

El PSOE, representado por Pedro Villagrán, ha argumentado su oposición señalando que “no se pueda instar al Gobierno a hacer algo que ya está aprobado”. Además, ha asegurado que la medida propuesta por el Partido Popular “limita las competencias autonómicas”. Por ello, ha dicho que la medida “no es oportuna ni pertinente”. Si bien, Villagrán sí se ha mostrado partidario de pedir al Ejecutivo “más celeridad” ante la aplicación real del calendario vacunal único. Argumentos similares han sido empleados por Rosa Nuria Aleixandre, de CiU, quien ha lamentado que el PP “pretenda que las comunidades renuncien a unos derechos adquiridos de cara al consenso”.
 

Pedro Villagrán, senador del Grupo Socialista.

Rosa Nuria Aleixandre, senador de CiU.

Josep Maria Esquerda, de Entesa, ha acusado al Grupo Popular de querer “abolir los derechos de las comunidades autonómicas”. “Se saltan a la torera el cumplimiento de los Estatutos de Autonomía”, ha afirmado. Desde el PNV, Miren Lore Leanizbarrutia, ha criticado también “el menosprecio a las competencias autonómicas”.

Jesús Aguirre, encargado de defender la moción del PP, ha reconocido que proponen la merma de las competencias autonómicas a favor del Ministerio de Sanidad con el fin de lograr el liderazgo de este departamento y tener así un calendario “único y respetado por las comunidades”. En su intervención, ha comentado que “podemos entender la postura de los grupos nacionalistas que han votado en contra, pero lo que no entendemos ni compartimos es la ambivalencia del Grupo Socialista, porque ministros de Sanidad como Jiménez o Soria han defendido públicamente la implantación de un calendario común en toda España. Es más, hace un año el Consejo Interterritorial anunció que su aprobación era inminente”.