Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15

El ‘veredicto’ de la píldora poscoital, en el Pleno del Consejo Asesor de Sanidad

Los 35 expertos cuentan con los informes pedidos por Mato a la OMC, la Aemps y la SEGO

Jueves, 18 de abril de 2013, a las 19:01

María Márquez. Madrid
El Pleno del Consejo Asesor de Sanidad se reunirá antes del verano, de acuerdo a la premisa de celebrar una reunión semestral, y será entonces cuando diluciden si la píldora poscoital debe volver a recetarse. Así lo han confirmado fuentes de este órgano asesor, que además niegan que esto se deba a ninguna “controversia especial” en las reuniones previas en las que se ha tratado esta cuestión.

Dichas fuentes sí admiten “debates internos” que deben ser trasladados al cónclave de los 35 expertos del ámbito sanitario designados por la ministra de Sanidad, Ana Mato. Su primera reunión, de presentación pública, se celebraba el 1 de octubre de 2012.

Si el informe sobre la atención sociosanitaria ya está encima de la mesa de la ministra, tal y como ha anunciado Redacción Médica, ahora solo faltan matices de conclusión en otros dos, los referidos a la sostenibilidad y los recursos humanos del Sistema Nacional de Salud, este último de especial complejidad y extensión.

Foto de familia del Pleno del Consejo Asesor de Sanidad, tomada el 1 de octubre de 2012, antes de su primera reunión.

Los tres informes que no convencieron a la ministra

La ministra de Sanidad llevó sus dudas sobre la idoneidad de que la administración de la píldora poscoital siguiese siendo sin prescripción médica desde sus primeras comparecencias en el Congreso y el Senado, a comienzos del pasado año. En la Cámara baja se encontró con el rechazo frontal del Grupo Parlamentario Socialista representado por el exsenador Roberto Lertxundi, quien llegó a presentar una moción (abril de 2012) para bloquear que el Ministerio reconsiderase esta cuestión, que sin embargo fue finalmente ‘tumbada’ por el pleno de la Cámara. Por entonces, la ministra ya manejaba dos de los tres informes solicitados a la Organización Médica Colegial (OMC), la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) y la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO). Y si la OMC se manifestó desde un primer momento a favor de que el fármaco requisiese de prescripción médica (así como que fuese gratuito), la Aemps comunicó en junio al Ministerio que no existen dudas sobre la seguridad del producto (tras detectar solo 35 reacciones adversas en 11 años), y por tanto que podría continuar su venta libre, argumento avalado también desde la perspectiva científica de la SEGO.

No contenta con estas versiones, fue entonces cuando Mato anunció que sería objeto de discusión del Consejo Asesor de Sanidad, órgano consultivo que durante la etapa del Gobierno socialista no había contado con ninguna actividad.