Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 15:40

“El plan director es una losa de 140 millones de euros que amenaza a Valdecilla”

El PP teme que el Gobierno regional “despache” su financiación con un nuevo “engaño disfrazado de convenio”

Martes, 08 de marzo de 2011, a las 12:57

María José Sáenz de Buruaga, portavoz del PP en la Comisión de Sanidad.

Redacción. Santander
El PP ha avisado de que teme que el Gobierno regional “despache” la financiación de Hospital Valdecilla con un nuevo “engaño disfrazado de convenio” por motivos electorales. La diputada popular María José Sáenz de Buruaga ha subrayado que “el plan director es una losa de 140 millones de euros que amenaza a Valdecilla como hospital de referencia y al sostenimiento financiero del propio sistema sanitario y de la comunidad”.

Y ha avisado de que las encuestas pueden aconsejar despacharlo con “otro anuncio, otro gesto u otro engaño disfrazado de convenio”, “un nuevo fraude” para permitir a Revilla concurrir a las elecciones “triunfante” y liberar a Rodríguez Zapatero de la “incomoda carga” de la financiación. Asimismo, ha sugerido que se están ocultando las certificaciones de obra para “transigir” con un tercio menos de lo que corresponde.

La financiación de las obras del Plan Director del Hospital Valdecilla ha centrado parte del debate del pleno del Parlamento, que ha rechazado con los votos del PRC y el PSOE una iniciativa presentada por el PP para “evitar ese fraude”, según ha dicho la diputada María José Sáenz de Buruaga.

El grupo parlamentario popular ha defendido la firma de un convenio que garantice que en el plazo de dos meses la comunidad autónoma reciba una primera transferencia por importe de 40 millones de euros, la cantidad que, según el PP, Cantabria ha anticipado para pagar las obras del hospital, aunque el desfase lo eleva a 140.

El debate de esta iniciativa se produce después de que el consejero de Sanidad, Luis Truan, anunciara hace una semana en un pleno que las obras del hospital estarán acabadas en 2012.

Sáenz de Buruaga ha dicho que esa intervención del consejero es la evidencia de la “decadencia y el fracaso de un bipartito en estado terminal, que sigue callando, sometiéndose y persistiendo en un engaño sobre el Hospital Valdecilla como contrapartida del pacto”.

La diputada ha reiterado que han sido continuos los anuncios y las promesas falsas sobre el hospital, que “el tiempo ha devorado” y los cuatro últimos presupuestos del Estado “han desmentido”.

Pero para Sáenz de Buruaga, “lo más relevante y dramático” de la intervención del titular de Sanidad fue lo que silenció: que el mérito de que las obras continúen no es del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que no las paga, ni del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que mantiene un “silencio cómplice”, sino de los cántabros. También ha dicho que le preocupa que el Gobierno no cifre el sobrecoste y tampoco las cantidades adelantadas por la comunidad autónoma.

Ha explicado que desde febrero de 2010 se están ocultando las certificaciones de obra y ha apuntado que el objetivo puede ser “transigir” con un convenio con una tercera parte menos de lo que corresponde a la comunidad, lo que será otra de las consecuencias “nefastas del matrimonio de conveniencia” que, en su opinión, forman el PRC y el PSOE.
 

María Alodia Blanco, portavoz del PRC.

La diputada del PRC Alodia Blanco ha dicho que el Parlamento ya adoptó un acuerdo para promover la financiación de un convenio y ha avisado de que los diputados y senadores del PP están defendiendo en Madrid “que no se pague a Cantabria”.

Y ha reiterado que el origen del sobrecoste de Valdecilla está en el convenio que el PP firmó con el Estado cuando gobernaba. La parlamentaria del PRC ha dicho que su partido seguirá reivindicando que el Estado cumpla su compromiso de financiar íntegramente el plan director y le ha pedido al PP que abandone esas estrategias erróneas y falsas.

La socialista Purificación Saiz ha dicho que el Gobierno de Cantabria no necesita la ayuda del PP para terminar en el menor tiempo posible esta obra que tiene una historia de la que, según ha dicho, la oposición solo cuenta una parte.

El pleno ha rechazado con el voto del PRC y el PSOE una proposición no de ley presentada por el PP para instar al Estado a pagar los casi 90 millones que asegura adeuda a la comunidad autónoma por el nuevo modelo de financiación autonómica.