21 nov 2018 | Actualizado: 18:40

El Plan de Salud reducirá la mortalidad por enfermedad coronaria aguda un 10 por ciento

El Gobierno estima que su impacto económico alcanzará los 15.849.000 euros

Viernes, 04 de abril de 2014, a las 15:28
Redacción. Santander
El Consejo de Gobierno  ha aprobado el Plan de Salud de Cantabria 2014-2019, cuyo impacto económico estimado alcanzará los 15.849.000 euros. El Plan de Salud de Cantabria se configura, según señala el Gobierno regional en nota de prensa, como un instrumento de previsión, dirección, planificación estratégica y ordenación de las actividades y recursos que deben constituir el marco básico de referencia del sistema autonómico de salud.

Ignacio Diego y María José Sáenz de Buruaga.

Contempla 382 objetivos, entre ellos la reducción de la mortalidad en las enfermedades coronarias, el número de ictus recurrentes y la prevalencia de la hipertensión y revertir la incidencia de la diabetes. Concretamente, en el Plan se establece como objetivo la reducción de un 10 por ciento la tasa bruta de mortalidad por enfermedad coronaria aguda y un 2 por ciento anual la prevalencia de hispertensión arterial; la disminución de un 7 por ciento de los ictus recurrentes y la “reversión” de la incidencia de la diabetes, entre otros.

Según la consejera de Sanidad, María José Sáenz de Buruaga, se trata “del documento estratégico más importante” de la su departamento con el que se pretende “consolidar y fortalecer” el Sistema Público de Salud, consiguiendo la “máxima eficiencia y calidad” y con el que la sanidad cántabra tratará de adaptarse a las “nuevas necesidades” y a la “realidad científica y tecnológica”.

Por su parte el presidente regional, Ignacio Diego, ha subrayado que se trata de un documento de planificación de “enorme trascendencia” en el que se establecen “pautas” y se “marca el camino” de la futura prestación sanitaria.

El Plan prevé, entre otros aspectos, la puesta en marcha de un Programa Regional de Asesoramiento en Cáncer Hereditario; potenciar las Unidades Multidisciplinares Oncológicas (antiguos Comités de Tumores) para los tratamientos combinados; la revisión del Plan de Cuidados Paliativos y la extensión a los pacientes pediátricos, o la creación de un Registro de Enfermedades Raras.

Además, incluye la implementación de un Plan de Atención Integral a las Cefaleas Crónicas; acciones para mejorar la esperanza de vida y la calidad de vida de los pacientes con diabetes y reducir su  mortalidad, y la confección de un Manual de Atención Integral de la Enfermada Renal Crónica y su integración en la cartera de servicios del Servicio Cántabro de Salud.

En su elaboración han participado más de 200 profesionales de la Consejería de Sanidad y del Servicio Cántabro de Salud, que han establecido las líneas estratégicas y prioridades de actuación teniendo en cuenta datos estadísticos poblacionales y atendiendo a los tipos de enfermedades, hábitos de vida y el modelo de gestión sanitaria.