Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El Plan de Rehabilitación Psicosocial de Gran Canaria atiende a 813 enfermos mentales

La Dirección del Área de Salud analiza la situación de la red de recursos

Jueves, 04 de julio de 2013, a las 16:06

Redacción. Las Palmas
El Plan Insular de Rehabilitación Psicosocial de Gran Canaria atiende en la actualidad a un total de 813 personas con problemas de salud mental, según ha informado la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias en una nota de prensa.

Antonia María Pérez, directora del Área de Salud de Las Palmas.

En este sentido, la Dirección del Área de Salud de Gran Canaria, ha celebrado este jueves el Pleno del Consejo Insular de Rehabilitación Psicosocial y Acción Comunitaria de Gran Canaria (Cirpac), donde el que se analizó la situación de la red de recursos de rehabilitación psicosocial de la isla con el objeto de mejorar la atención a los pacientes.

Así, dicho plan asiste a 813 personas diagnosticadas de patologías graves relacionadas con la salud mental a través de la red de recursos existentes como los de seguimiento en la comunidad a través de los equipos de tratamiento asertivo comunitario, mediante los dispositivos rehabilitadores como los centros de día y otros de apoyo social y comunitarios en las plazas de alojamiento alternativo, plazas de acceso al empleo y las minirresidencias.

Estos recursos tienen su propia finalidad pero todos funcionan de forma integrada y están distribuidos territorialmente por la isla para facilitar su accesibilidad y el contacto con las familias. Por su parte, los centros de día de Rehabilitación Psicosocial atienden en la actualidad a 349 pacientes en los distintos centros de Genoveva (Afaes), San Francisco I, San Francisco II, Casa del Mar, Maspalomas, Vecindario, Telde, Norte, y Teror.

Asimismo, los equipos de tratamiento asertivo comunitario atienden a 80 pacientes; mientras que 103 pacientes se encuentran ocupando plazas de acceso al empleo ya sea en empleo con apoyo, talleres prelaborales o mediante cursos de formación, mientras que las residencias acogen a 150 pacientes y otros 131 se alojan en alojamiento alternativo tutelado.