Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

El Plan de la Salud Reproductiva facilitará a las embarazadas el acceso a las ayudas públicas

En el colaboran 4 consejerías: Sanidad, Igualdad, Educación y Jóvenes y Deporte

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Mª Isabel Pulido, directora del IMEX.

Redacción. Mérida
La directora del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), María José Pulido, ha presentado el Plan de la Salud Reproductiva y Abordaje Específico del Embarazo en Extremadura para 2011, aprobado en Consejo de Gobierno el pasado 29 de diciembre de 2010.

En este plan participarán cuatro consejerías: Consejería de Igualdad y Empleo; Consejería de Sanidad y Dependencia; Consejería de Educación y Consejería de los Jóvenes y del Deporte. Se trata de fortalecer y dar a conocer la red pública de apoyo a las mujeres embarazadas. El Plan supondrá coordinar los distintos servicios de atención a las mujeres embarazadas en diversos ámbitos (educativos, sanitarios, sociales). Con el conjunto de las ayudas ya existentes en la red de apoyo público a las gestantes y a la familia se garantizar la libertad de las mujeres a tomar sus elecciones y se protege la maternidad.

Este plan estará en consonancia con la Estrategia de Fomento de Conciliación de la Vida Familiar, Laboral y Personal en Extremadura, que se presentará próximamente, y tiene el objetivo de dar cumplimiento a la legislación vigente en torno a la salud sexual y reproductiva.

Las cuatro consejerías implicadas colaborarán en el desarrollo de este plan, que se abordará en tres niveles de actuación. En el nivel primario se contemplan las actuaciones encaminadas a la atención dirigida a hombres y a mujeres, que aún no están embarazadas, para poner a su disposición la información necesaria previa a la concepción: información y educación sobre la salud sexual y reproductiva.

El nivel secundario engloba medidas orientadas para abordar el progreso del embarazo y los conflictos que puedan surgir. Las actuaciones del nivel terciario pretenden servir para evitar, retardar, reducir o abordar la aparición de determinadas circunstancias que supongan un problema en relación al embarazo.

Desarrollo del plan

En el mes de enero, está prevista una reunión de las cuatro Consejerías para acordar las primeras actuaciones a desarrollar, sobre todo, relativas a la realización de protocolos para la información a toda la ciudadanía, y a las mujeres embarazadas, y acordar mecanismos para la coordinación entre los diferentes departamentos.