Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El plan de Atención Primaria 2012-15 aspira a solucionar el 80 por ciento de los problemas de salud

El Colegio de Médicos señala que es un documento “abierto” con ideas “aceptables”

Miércoles, 28 de noviembre de 2012, a las 19:18

Redacción. Santander
La consejera de Sanidad y Servicios de Sociales, María José Sáenz de Buruaga, ha presentado el Plan Estratégico de Atención Primaria 2012-2015, que entre otros objetivos aspira a aumentar hasta el 80 por ciento o el 85 por ciento la resolución de los problemas de salud de los ciudadanos en este primer nivel asistencial.

María José Sáenz de Buruaga, consejera de Sanidad y Servicios de Sociales.

Además, el documento incluye la creación de la Unidad de Admisión de la Gerencia de Atención Primaria, el fomento del uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC's) o la creación del Servicio de Atención al Usuario, para facilitar el tránsito de los pacientes a través del sistema, entre otras iniciativas.

Así lo ha indicado la consejera, que ha destacado la apuesta de su departamento porque la atención primara sea la "verdadera gestora" del proceso sanitario, y por situar al paciente en el centro del sistema. "Donde antes estaba la enfermedad y el profesional sanitario, ahora estarán el paciente y sus necesidades", ha apostillado.

 Después de citar algunas características del modelo asistencial actual, modelo "fragmentado" en especialidades, niveles y estructuras "estancas o mal conectadas", centrado en la enfermedad y en el proceso asistencial, y con "duplicidades y demoras", Sáenz de Buruaga ha defendido una "profunda reorganización" de los servicios sanitarios, que permita recuperar el papel protagonista de la Atención Primaria, para que no solo sea la "puerta de entrada" al sistema, sino el "eje" e "hilo conductor" del paciente en él.

Pretende evitar consultas innecesarias

Asimismo, ha recordado la puesta en marcha de cirugía menor en centros de salud y en el Hospital Valdecilla, el aumento de unidades de patología músqueo esquelética en los centros de salud o el acceso a nuevas pruebas diagnósticas.

En este ámbito se promueve también un nuevo modelo de gestión "eficiente" de la demanda, para dirigir al paciente hacia el profesional más adecuado en cada momento, evitando así "cuellos de botella, consultas innecesarias y molestias" para el enfermo.

Con este fin, se ha creado la Unidad de Admisión de la Gerencia de Atención Primaria, para mejorar la accesibilidad, la canalización de la demanda y agilización de los procesos. También se va a promover el uso de las TICs, con herramientas como la cita web, la receta electrónica, el visor corporativo único o los dispositivos de telemedicina.

Por su parte, sobre la continuidad asistencial y de cuidados, se vincula especialmente a la atención de la cronicidad, que origina el 80 por ciento de las consultas de atención primaria y el 60 por ciento de los ingresos hospitalarios, lo que a su vez representa el 70 por ciento del gasto sanitario en un contexto, ha apuntado Sáenz de Buruaga, que ha recordado que todo esto se produce en un contexto de demanda asistencial creciente, gasto farmacéutico "incontrolado" y "elevado" coste tecnológico.

"Debemos reorganizar el sistema para garantizar la continuidad asistencial", ha sentenciado la consejera, para aludir a la figura del responsable de continuidad asistencial, cuya labor es "sintonizar" la actividad de los profesionales de todos los niveles y estructuras del sistema con este nuevo modelo asistencial.

El Colegio de Médicos de Cantabria lo acepta

Por otro lado, el presidente del Colegio de Médicos de Cantabria, Tomás Cobo, ha señalado que es un documento "abierto", con ideas "aceptables", por lo que habrá estudiar las medidas a desarrollar que mejoren la atención al paciente.

No obstante, ha reconocido que algunas decisiones adoptadas, como el cierre de los centros de salud por la tarde, que suponen más carga para los médicos de atención primaria, el recorte de un 30 por ciento el sueldo, o la supresión de la paga extra, "no incentiva" entre los profesionales "el entusiasmo" que refleja la Administración con este plan.