Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:20

El Peset ‘se equipa’ con un mamógrafo de alta precisión

Con la visualización tridimensional del tejido mamario se detectan lesiones de díficil diagnóstico

Lunes, 09 de diciembre de 2013, a las 16:58
Redacción. Madrid
El Hospital Universitario Doctor Peset ha adquirido un nuevo mamógrafo digital directo que mejora la calidad de las imágenes y permite realizar diagnósticos más precisos y eficientes de cualquier lesión localizada en las mamas, todo ello con mayor rapidez y con unas dosis de radiación muy bajas para el paciente.

Imagen del mamógrafo, ya en funcionamiento.

Este nuevo equipo de mamografía digital de campo completo ha supuesto una inversión de 140.000 euros y ofrece la posibilidad de realizar una gran variedad de procedimientos: pruebas de cribado, pruebas de diagnóstico o pruebas intervencionistas (toma de biopsias). Así, a las mamografías habituales que pueden realizarse con cualquier mamógrafo, el Hospital Universitario Doctor Peset suma ahora otras opciones que incorporan tecnologías de diagnóstico muy avanzadas como puede ser la tomosíntesis.

Gracias a esta posibilidad se pueden detectar cánceres de mama en estadíos muy precoces y con un grado de sensibilidad superior que mejora la visibilidad de las lesiones en las mamas cuyo espesor está por encima de la media (lo que se conoce como mamas densas donde la detección de los tumores es más difícil).

“Poder detectar con una única mamografía las lesiones en este tipo de mamas donde la superposición de tejidos y su densidad hace que los tumores permanezcan ocultos evita la realización de otras pruebas complementarias como ecografías mamarias o la repetición de mamografías, algo que supone someter a nueva radiación al paciente. Y, lo que es más importante, reduce la angustia innecesaria del paciente que se produce al tener que realizarse más pruebas sin tener un diagnóstico definitivo”, explica José Vilar, jefe del Servicio de Radiodiagnóstico del Hospital Universitario Doctor Peset. Asimismo, el nuevo equipo permite la realización de mamografías de contraste que facilitan la detección de los tumores localizados en la mama ya que la incorporación del contraste hace que “brillen” y sean fácilmente visualizados en la imagen mamográfica. Este tipo de mamografías de contraste son especialmente útiles en aquellos casos en que el paciente no puede someterse a una resonancia magnética (por ejemplo, por llevar un marcapasos o en pacientes con obesidad mórbida). Otras características que destacan en este nuevo equipo que posee el detector de mayor tamaño que existe actualmente, son el posicionamiento rápido y sencillo del paciente, la visualización automática de las imágenes o la mejora de la calidad de las imágenes a dosis de radiación perfectamente adaptadas a la composición de la mama de cada paciente.