Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Ciudad Real
La nueva Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales y Pediátricos que el Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan pondrá en funcionamiento "en breve" ha hecho necesario elaborar un programa formativo para los profesionales que desarrollarán su labor en esta unidad en el que se atiende tanto los aspectos teóricos como los prácticos con el objetivo de dotar al servicio de las máximas garantías y completa seguridad.
 

La UCI Pediátrica de La Mancha Centro entrará en funcionamiento "en breve", según la Junta.

El perfil de estos profesionales, que hasta ahora han estado desempeñando su labor en distintos servicios y áreas asistenciales del Mancha Centro y que han accedido voluntariamente a formar parte de dicha plantilla, es el de personal de Enfermería, tanto enfermeros como auxiliares, con experiencia en Unidades de Cuidados Intensivos Pediátricos y Neonatales y con conocimientos en la atención de pacientes críticos.

Con este perfil se ha conseguido una plantilla de 16 enfermeras y 12 auxiliares de Enfermería que, tras este periodo de formación, serán las encargadas de la apertura de la unidad junto a 4 celadores, un administrativo y el equipo de facultativos del Servicio de Pediatría.

En cuanto al programa formativo, tendrá una duración de un mes para enfermería y dos semanas para auxiliares. Para el primer grupo, ya ha comenzado con una primera semana de curso en la que han recibido conocimientos teórico-prácticos en pediatría y neonatología.

De forma paralela, se ha formado en el manejo del equipamiento tecnológico del servicio como respiradores, desfibriladores, monitores de constantes vitales conectados a una central de última generación, incubadoras, cunas térmicas etc.

Tras esta fase, el personal de enfermería ha comenzado una rotación de dos semanas en la UCI pediátrica y neonatal de los hospitales de Toledo, Albacete y Ciudad Real, período en el que conocerán el funcionamiento habitual de este tipo de unidades.

Finalmente, durante la última semana de formación se trabajará en consensuar los circuitos de actividad, protocolos y procedimientos de trabajo que se emplearán en la unidad.

Como formación complementaria, este grupo también tendrá la oportunidad de participar en el curso sobre cuidados neonatales que un grupo de enfermeras del Hospital de La Paz de Madrid está impartiendo en el Mancha Centro para todo el personal.

En lo que se refiere al personal auxiliar de Enfermería, recibirá formación y conocimientos durante dos semanas en torno la atención al bebé, así como en el manejo y mantenimiento del aparataje de la UCI Pediátrica. Este personal también tendrá una semana de rotación interna en el servicio de Pediatría y Neonatología del Hospital y consensuará junto a los profesionales de Enfermería los procedimientos de funcionamiento.

Una vez terminado el período de formación, todos ellos serán los encargados de la puesta en marcha de la UCI pediátrica, que en principio se podría abrir a mitad de diciembre. De esta manera, el servicio contará con una plantilla inicialmente bien formada, con experiencia y con una gran estabilidad, circunstancia fundamental exigida en una unidad como esta, de alta complejidad y especialización.

Con la nueva UCI pediátrica del Hospital General La Mancha Centro, el Gobierno de Castilla-La Mancha dará respuesta a la demanda asistencial de la población infantil que necesita este servicio en el Área Sanitaria y por tanto mejorará la calidad y la eficacia en la atención a los pequeños y sus familiares ya que su apertura evitará desplazamientos a otros centros sanitarios de la región.