Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:15

El paro se ceba con las supervivientes de cáncer

Un estudio de la Universidad de Michigan asegura que las más afectadas son las tratadas con quimioterapia

Martes, 29 de abril de 2014, a las 12:11
Redacción. Madrid
Un 30 por ciento de las mujeres que superan un cáncer de mama se encuentra en paro cuatro años después a pesar de estar trabajando cuando fueron diagnosticadas, según el estudio del ‘Comprehensive Cancer Center’ de la Universidad de Michigan.

Beatriz Figueroa, la mujer que inició la petición al Congreso.

Estas mujeres tienen que afrontar otro reto tras sobrevivir al cáncer: las dificultades de encontrar un trabajo. Las más afectadas son las que reciben quimioterapia, según los datos de este estudio, realizado en mujeres de Detroit y Los Ángeles que habían sido diagnosticadas en un estadio precoz. El 55 por ciento de las encuestadas aseguró que le parecía importante trabajar y el 39 por ciento afirmó estar buscando empleo. Las que se encontraban en situación de desempleo antes de ser diagnosticadas respondieron estar en peor situación financiera que antes.

En España, la petición que insta al Gobierno a mejorar la protección socio-laboral y económica de las personas que padecen cáncer  ha llegado al Congreso tras lograr 395.000 firmas de apoyo a través de change.org. La Comisión de Empleo y Seguridad Social del Congreso ha rechazado la proposición no de ley presentada por el BNG, pero el Pleno tiene que debatir todavía la proposición de ley que exige medidas de apoyo y protección laboral para todos los enfermos de larga duración.

La principal autora del estudio ‘Comprehensive Cancer Center’, Reshma Jagsi, afirma que la pérdida de empleo es una “posible consecuencia negativa a largo plazo de la quimioterapia”. La profesora asociada de Oncología Radioterápica en la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan ha reconocido que este efecto no ha sido apreciado por los médicos hasta el momento.

Estos resultados plantean la necesidad de reducir la carga del tratamiento del cáncer de mama y de desarrollar estrategias para identificar con más antelación el tratamiento más idóneo para cada paciente.

La Sociedad Americana del Cáncer calcula que 235.030 estadounidenses serán diagnosticadas con cáncer de mama en 2014, de las que morirán 40.430. La tasa de mortalidad por esta patología asciende en la Unión Europea a 89.300, según el estudio ‘Annals of Oncology’.

NOTICIAS RELACIONADAS

La radioterapia ‘in situ’ tras extirpar el tumor de mama se revela efectiva (24/2/2014)