Redacción Médica
24 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00
Viernes, 04 de mayo de 2012, a las 13:50

Redacción. Madrid
La presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, y el director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil, han suscrito un acuerdo para garantizar atención sanitaria de urgencias a aquellas personas que lo precisen en sede parlamentaria, ya sean representantes de partidos políticos, trabajadores de la institución, visitantes o periodistas.

La presidenta del Parlamento vasco, Arantxa Quiroga, y el director general de Osakidetza, Julián Pérez Gil.

Según ha informado el Departamento vasco de Sanidad, la Cámara vasca se convierte, de esta forma, en el primer Parlamento del Estado en disponer de un protocolo de actuación en caso de emergencia sanitaria y ya son varios los parlamentos de otras comunidades autónomas que han solicitado el documento para seguir los pasos dados en Euskadi.

El acuerdo se firma tras detectar el Parlamento vasco la necesidad de asegurar una “correcta asistencia sanitaria urgente” a todo el personal que pueda necesitarla en el transcurso de actos de su responsabilidad. En ese sentido, Emergencias de Osakidetza es la organización de servicios sanitaria responsable de prestar asistencia sanitaria urgente y emergente en el medio extrahospitalario, recibiendo la demanda, gestionando los recursos y prestando la asistencia más adecuada a la necesidad que en cada caso se plantee.

Los objetivos del acuerdo son garantizar una respuesta sanitaria adecuada a las situaciones de urgencia o emergencia sanitaria que puedan desarrollarse en la sede del Parlamento vasco y, para ello, se define la dotación de material sanitario y espacios necesaria para atender a los casos de súbita y notable pérdida de salud que puedan acontecer en la sede parlamentaria.

Además, se establecen los procedimientos de aviso, movilización y acceso, que permitan el acceso ágil de las asistencias sanitarias coordinadas por Emergencias de Osakidetza-SVS y también se diseña un programa de formación para capacitar a parte del personal del Parlamento en el manejo y tratamiento de urgencias.

Con el fin de poder realizar la atención de la forma más adecuada a cada situación que se plantee, así como tratar de interferir lo menos posible en la actividad de la institución, se ha considerado necesario contar con una zona específica a la que se pueda trasladar a la persona a atender, denominado 'Área de Atención Sanitaria'.

En base a este acuerdo, el Parlamento establecerá un procedimiento general que incluye el establecimiento de una extensión (teléfono de emergencia) a la que se llamará desde cualquier lugar de los edificios para notificar una emergencia sanitaria, que estará permanentemente atendida por un profesional designado.

Asimismo, deberá fijar un código a trasmitir en el momento del descuelgue, como la localización clara del lugar en el que se ha producido la emergencia, la descripción de lo que ocurre y datos relativos al paciente y también de filiación si se conocen. La activación de Emergencias Osakidetza se llevará a cabo por el personal de la central de alarma.

Por otro lado, el acuerdo incluye la formación de las personas responsables de la seguridad del Parlamento en el manejo de la parada cardiorrespiratoria y las situaciones que pudieran derivar en una parada cardiorrespiratoria.