Redacción Médica
15 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

El Parlamento insta a aprovechar al farmacéutico para sostener la sanidad

Consideran “importante” su figura para controlar el uso de la medicación

Miércoles, 25 de junio de 2014, a las 16:23
Redacción. Cartagena

Juan Antonio Sánchez-Castañol,
portavoz del Grupo Parlamentario Popular.

Partido Popular (PP), Partido Socialista (PSOE) e IU-Verdes han aprobado solicitar al Gobierno regional que potencie la farmacia y la figura del farmacéutico. Creen que su figura “es importante” con vistas a controlar la medicación y piensan que contribuiría “con eficiencia a la mejora del Sistema Nacional de Salud”.

A la propuesta inicial del PP se ha añadido una enmienda de adición del PSOE, también aprobada por todos los grupos parlamentarios, para que los farmacéuticos también se impliquen en el control de la medicación y en otros servicios al mismo tiempo que se impulse la participación de las farmacias comunitarias para prevenir errores de medicación.

La propuesta del PP solicitaba que se potenciara la farmacia como mediador de salud pública, así como el papel activo del farmacéutico en la mejora de asistencia. En este sentido se pide al Gobierno regional que profundice en el desarrollo de herramientas para poner en valor la figura del farmacéutico en el seguimiento farmacoterapéutico de los pacientes.

Durante la defensa de su iniciativa, el popular Juan Antonio Sánchez-Castañol ha señalado la importancia de la figura del farmacéutico “para ser referentes en la sanidad de Murcia porque en los tratamientos crónicos ellos pueden llevar más control”.

Por su parte, el socialista Jesús Navarro ha admitido que la figura del farmacéutico es “importante, pero hay que avanzar más. Creemos que el farmacéutico ha de atender también a los enfermos crónicos”. En palabras del diputado del PSOE, entre el 20 y el 50 por ciento de los tratamientos que se dan a enfermos crónicos “no se cumplen. Hacemos un mal uso del medicamento y es un despilfarro de recursos demasiado costoso”.

El PSOE considera que el farmacéutico podría incorporarse a un grupo de atención domiciliaria. “Esto ayudaría a redistribuir los medicamentos y a que hubiera menos ingresos hospitalarios”, ha explicado Navarro.