Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 11:15

El Parlamento rechaza eliminar la tasa de la tarjeta sanitaria

Insta al Gobierno a que no aplique nuevos copagos

Martes, 12 de noviembre de 2013, a las 15:16

Redacción. Palma de Mallorca
El pleno del Parlamento balear ha rechazado este martes una moción del PSIB con la que se instaba al Gobierno a eliminar la tasa de diez euros de la tarjeta sanitaria y, además, a que no aplique nuevos copagos en las islas.

Vicenç Thomàs.

No obstante, se han aprobado por unanimidad dos puntos de la moción con los que se insta al Ejecutivo autonómico a formalizar la continuidad asistencial con el Hospital Cruz Roja y a buscar el acuerdo con los profesionales sanitarios sobre la reorganización asistencial de este centro, así como el de Son Llàtzer y los de salud de Rafal Nou, Coll d'en Rabassa, Can Pastilla y Trencadors.

Durante la defensa de la propuesta, el portavoz adjunto del PSIB en el Parlamento, Vicenç Thomàs, ha lamentado que haga dos años que el Gobierno empezó "el camino de excluir a personas de la asistencia sanitaria".

Acceso efectivo a la salud de colectivos vulnerables  

Además, ha reclamado la puesta en marcha de las medidas necesarias para que se asegure un acceso efectivo a la protección de la salud de los colectivos en situación vulnerable que hayan quedado excluidos del concepto de asegurado o beneficiario.

En este sentido, se ha manifestado también la portavoz adjunta de MÉS, grupo que ha apoyado la moción, Fina Santiago, quien ha criticado que no les "dé la gana que los inmigrantes tengan un acceso normalizado a la sanidad pública" y ha preguntado qué ahorro ha supuesto para el Gobierno la exclusión de 16.000 personas en el sistema sanitario.

También, ha lamentado que se hayan recaudado 2,7 millones con el copago a los pensionistas y que únicamente se hayan devuelto 1,5 millones de euros. "Hacen caja con los pensionistas", ha espetado.

Por su parte, la 'popular' Catalina Palau ha recordado que la nueva tarjeta sanitaria evita el uso fraudulento y ha criticado que la moción pida al Gobierno "que deje de cumplir la ley", a lo que Santiago le ha contestado que "el Estatuto da plenas competencias autonómicas" por lo que la comunidad puede no aplicar estos Reales Decreto, tal y como se ha hecho Galicia o Andalucía.

La moción socialista recogía otros puntos que tampoco han sido aprobados como los destinados a introducir mecanismos para que sectores débiles económicamente no tengan que pagar el copago, que los pensionistas no tengan que avanzar el dinero, o que se establezca un tiempo de garantía máxima de 180 días para intervenciones quirúrgicas, entre otras peticiones.