13 dic 2018 | Actualizado: 22:10

El Parlamento pide un plan de actuación de enfermedades de sensibilización central

Se propone su inclusión en la 'Estrategia de atención a los enfermos crónicos' de Osakidetza

lun 30 mayo 2011. 18.33H

Leire Sopuerta Biota.
La Comisión de Sanidad del Parlamento vasco ha aprobado por unanimidad una proposición no de ley, presentada por el Grupo Mixto-EB, por la que se insta al Gobierno vasco a establecer un trato igualitario para las cuatro enfermedades de sensibilización central (fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sensibilidad química múltiple y electrohipersensibilidad) con el fin de lograr el acceso de los afectados a los derechos que les corresponden en el ámbito social, laboral, sanitario y jurídico y la inclusión de los diagnósticos de estas enfermedades en los historiales clínicos automatizados de la sanidad pública vasca.

Mikel Arana.

Además, se solicita que los diagnósticos con sus epígrafes correspondientes a sensibilidad química múltiple y electrohipersensibilidad se tengan en cuenta en las valoraciones para conseguir las adaptaciones laborales correspondientes: invalidez, minusvalía o ayudas a la dependencia".

La iniciativa apoyada por todos los grupos también demanda, a instancias del Grupo Popular, que la elaboración, en el plazo de 6 meses, un plan de actuación que contemple las necesidades de los colectivos afectados por las enfermedades de sensibilización central, en materia de diagnóstico y tratamiento médico-rehabilitador.

También el PP, como el Grupo Socialista, han propuesto incluir a los colectivos afectados por estas enfermedades dentro de la estrategia de atención a enfermos crónicos". El Grupo Mixto-EB también ha aceptado la enmienda del PSOE sobre la necesaria coordinación interinstitucional para resolver las necesidades sociales, laborales y jurídicas de estos colectivos de pacientes afectados.

Por último, la propuesta aprobada apuesta por la coordinación con el resto de las comunidades autónomas, la Administración general del Estado y otros estados de la Unión Europea la asignación de un código específico para las enfermedades SQM y EHS en la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE 10), que posibilite la actuación conjunta de la Unión Europea para facilitar tanto la investigación en este problema emergente de salud pública, como su categorización entre las enfermedades laborales.