Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 16:20

El Parlamento aprueba la previsión de compensaciones al copago hospitalario

La Cámara ha aprobado la enmienda de transacción presentada por PNV y PSE

Jueves, 10 de octubre de 2013, a las 14:47

Carlos Cristóbal. Madrid
El Parlamento ha mostrado, nuevamente, su rechazo al copago de varios medicamentos de farmacia hospitalaria en el Pleno celebrado este jueves. Con el PP como único grupo a favor de la medida adoptada por el Ejecutivo central, la Cámara ha aprobado los seis puntos de la enmienda de transacción presentada por PNV y PSE en la que se insta al Gobierno a solicitar la retirada de la medida al Ministerio y prever medidas para que, en caso de tener que aplicarse obligatoriamente, se compense a los afectados para que no se vean afectados.

Keman Orbegozo, Blanca Roncal, Gorka Maneiro y Rebeka Ubera, parlamentarios de PNV, PSE, UPyD y EH Bildu, respectivamente.

Todos los grupos a excepción del PP han solicita al Gobierno central que derogue la Resolución relativa al copago hospitalario. Asimismo, se ha pedido al Ejecutivo autonómico que se informe a la Cámara sobre la incidencia de su posible aplicación y las medidas que tomará para garantizar el acceso de los pacientes a estos medicamentos, en este caso con el apoyo de PNV,PSE y UPyD, además de la abstención de EH Bildu.

“¿Con qué decisión nos encontraremos en unos días en el BOE? ¿Qué ataque contra la salud de las personas?”, ha lamentado la parlamentaria socialista Blanca Roncal, que ha calificado la decisión del Gobierno estatal de “tropelía sanitaria ineficaz y que no resulta disuasoria”. “Su único fin es el recaudatorio”, ha denunciado pidiendo que la factura de farmacia se ajuste con medidas “centradas en el paciente, y no en su contra”.

En términos muy parecidos se ha manifestado el parlamentario del PNV Kerman Orbegozo, que ha destacado que esta decisión supone “una nueva invasión competencial”. De este modo, ha rechazado lo que ha tildado de “imposición” por considerar que “perjudica el derecho a la protección de la salud” y que se ha llevado a cabo “sin ningún tipo de consenso”, haciendo referencia al desconocimiento por parte de los consejeros.

El portavoz de UPyD, Gorka Maneiro, se ha sumado al rechazo alegando que el copago hospitalario es “cruel e injusto”, además de haber producido el rechazo de oposición, pacientes, asociaciones y profesionales. “Con esta medida se ataca la dignidad de las personas”, ha declarado antes de señalar que “el Gobierno de España cuadra las cuentas a costa del estado de bienestar”. En ese mismo sentido, la parlamentaria de EH Bildu Rebeka Ubera ha incidido en que no se trata de un simple “recorte económico”, sino que detrás del mismo hay una ideología contraria a la sanidad pública.

El Grupo Popular ha sido el único en defender la iniciativa del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Así, la parlamentaria Laura Garrido ha asegurado que su aplicación supone “un sistema más justo y equitativo en el que se protege a los colectivos más vulnerables”. “El nuevo sistema de aportación ha permitido ahorrar 2.300 millones de euros, y gracias a este ahorro se han incorporado fármacos innovadores para enfermedades graves como el cáncer”, ha añadido.