Redacción Médica
21 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 19:20

El País Vasco alcanza los 46 donantes de órganos por millón de habitantes, un 25% más que la media estatal

El 9,9% de la población vasca se posiciona negativamente frente a la donación de órganos, mientras que la tasa estatal se sitúa en el 18,5%

Martes, 03 de enero de 2012, a las 15:49

Redacción. Vitoria
El País Vasco ha alcanzado en 2011 una tasa de 45,8 donantes de órganos por cada millón de habitantes, lo que supone un 25 por ciento más que la media estatal. Además, nueve de cada diez familias vascas dan una respuesta positiva a la donación de órganos.

El consejero de Sanidad, Rafael Bengoa.

Estos datos aparecen recogidos en un informe publicado por el Servicio Vasco de Salud-Osakidetza, en el que se reflejan los resultados obtenidos en la donación y el trasplante de órganos en el País Vasco en 2011.

La tasa de donantes por cada millón de habitantes fue de 45,8. La media estatal fue de 32 en 2010, y la estimación para 2011 es de entre 35 y 36 donantes por cada millón de habitantes.

Osakidetza ha destacado que sólo el 9,9 por ciento de la población vasca se posiciona negativamente frente a la donación de órganos, mientras que la tasa estatal de rechazo a esta práctica se sitúa en el 18,5 por ciento.

El Servicio Vasco de Salud ha manifestado que el País Vasco continúa nueve puntos por debajo de la cifra estatal de rechazo a la donación, y "muy por debajo" de las cifras europeas y americanas, que llegan a los 25 donantes por cada millón de habitantes en Estados Unidos o los 15,8 por millón en Alemania.

Respecto al trasplante de órganos, la tasa de donación conseguida hace posible que la probabilidad de trasplante de los pacientes se sitúe en unas cifras "muy adecuadas", según Osakidetza.

El pasado año se realizaron 123 trasplantes renales, 61 hepáticos, nueve cardíacos y diez pulmonares, unas cifras "claramente por encima" de las obtenidas en otros países europeos o americanos.

Osakidetza ha destacado la "generosidad" de la "gran mayoría" de los ciudadanos vascos como "base fundamental" para el correcto funcionamiento de estos programas de donación y trasplante de órganos, y ha añadido que "sin su sentido solidario, no podrían haberse conseguido estos resultados".