Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 14:55

El Pacto Nacional prevé integrar datos de las centrales de Balances y Resultados

Evaluar los recursos e implicar a los profesionales, entre otras peticiones

Miércoles, 02 de abril de 2014, a las 12:20
Javier Barbado. Madrid

Pere Ibern, coordinador de la Comisión del documento de bses del Pacto Nacional de Salud.

El documento de bases del Pacto Nacional de Salud autonómico –que se ha remitido a los grupos parlamentarios para su aprobación en el Parlamento– prevé, entre sus reclamos, la publicación de los datos de los hospitales de la Central de Resultados con el añadido complementario e integrado de los procedentes de la Central de Balances, que tiene un recorrido de 20 años frente a los pocos que lleva en marcha la primera y afina en el aspecto económico de la política sanitaria (mientras que la de Resultados se concentra en los resultados en salud).

Así lo ha explicado a Redacción Médica el coordinador de la Comisión encargada de elaborar el borrador, Pere Ibern, quien ha confirmado a Redacción Médica su entrega a la vicepresidenta del Parlamento catalán, Anna Simó, tal como se informó en esta misma sección.

El punto del documento dedicado a “la evaluación, rendición de cuentas y transparencia” menciona además que los datos de la Central de Resultados completados con los de la de Balances se desagreguen y se identifiquen los hospitales a que corresponden. Además, se insta a los decisores y gestores a “evaluar la asignación de los recursos a los proveedores revisando los resultados de la ejecución del contrato de servicios y considerando el análisis de los resultados de los indicadores publicados en la Central de Resultados del Siscat”.  

Pese a que Cataluña presume de ser la única autonomía que hace públicos los resultados de salud de sus centros y hospitales públicos, el texto pendiente de su respaldo parlamentario insiste en que aún se debe mejorar para “difundir toda la información relevante del sistema de salud –macroeconómica, microeconómica y mesoeconómica– presentada de forma desagregada, relacionada, estructurada, clara –comprensible según el público destinatario–, accesible y comparable, contribuyendo a la generación de conocimiento y ceración de valor, a la rendición de cuentas y a la toma de decisiones y garantizando que no hay conflictos de intereses”.

E incluso alude a la presentación de tales informaciones “en formatos de datos accesibles y abiertos para la ciudadanía y el resto de agentes del sistema”.

ENLACES RELACIONADOS:

El Parlamento recibe en mano el Pacto Nacional de Salud (28/03/2014)