Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 10:40
Miércoles, 17 de julio de 2013, a las 15:33

Redacción. Barcelona
El nuevo Plan integral de atención integral a las personas con Trastornos del Espectro Autista (TEA), impulsado por las Consellerias de Salud, Bienestar y Enseñanza de la Generalitat de Cataluña, dará cobertura durante este 2013 de forma piloto a un total de 203.574 jóvenes menores de 18 años, a través de unidades funcionales con profesionales de estos tres ámbitos.

En la rueda de prensa de presentación del plan, los directores generales de Planificación e Investigación en Salud, Carlos Constante; de Educación Infantil y Primaria de Enseñanza, Alba Espot, y del Instituto Catalán de Asistencia y Servicios Sociales (ICASS) de Bienestar, Carmela Fortuny, han detallado que en seis años el diagnóstico de estos casos ha crecido un 339 por ciento en Cataluña.

La cifra se ha disparado, pasando de 881 casos --un 2,48 por ciento-- en 2006 a 3.876 --un 7,16 por ciento-- en 2012 detectados en los Centros de Salud Mental Infantil y Juvenil (CSMIJ), porque ha mejorado la detección y los instrumentos de diagnóstico; se han ampliado los criterios internacionales en relación al espectro del trastorno, y se ha impulsado un programa de trastornos mentales graves que se ha centrado en esta enfermedad.

La iniciativa, que no tiene dotación presupuestaria propia sino que contará con los recursos humanos existentes ya previstos, tiene como objetivo mejorar la detección del autismo; mejorar la atención y garantizar la continuidad asistencial, dar un tratamiento especializado; proveer de un modelo organizativo asistencial y un sistema de derivación, y colaborar con las escuelas. 

Según Fortuny, este marco común facilitará la cohesión entre los tres departamentos para dar una atención integral a las personas, lo que permitirá una prevención y atención a tiempo: "Hay importantes señales de alerta que pueden hacer sospechar de que --un niño-- sufrirá un trastorno desde el primer momento", por lo que ha dicho que es necesario hacer un seguimiento de estos casos.

Las unidades funcionales, que recogerán casos detectados en escuelas, ambulatorios o centros de salud mental, estarán constituidas por equipos multidisciplinarios expertos en TEA, e implicará a 20 profesionales de Bienestar, 23 de Enseñanza; 40 de Salud, y seis coordinadores de las regiones sanitarias.

Por el momento, las unidades se implantarán en Cerdanyola, el Gironès, L'Hospitalet de Llobregat, Terrassa y Sabadell (Barcelona), en el barrio barcelonés de Sarrià-Sant Gervasi y en el Tarragonès, lo que cubrirá a un 14,5 por ciento de la población catalana.

Escuelas catalanas

En 2012 las escuelas catalanas escolarizaron a un total de 2.173 alumnos con este trastorno, de los cuales 745 estudiaron en centros ordinarios y 1.428 en Centros de Educación Especial, lo que supone un 34,3%, respecto a los 21,4% casos detectados en 2006.

Espot ha explicado que, aunque no es una iniciativa nueva, mejorará los planes de atención individualizada existentes en la mediada que se colabore con el resto de departamentos, lo que ayudará a avanzar en "buenas prácticas", y ha recordado el modelo de escuela inclusiva de Cataluña que escolariza con normalidad a los alumnos con necesidades especiales.