Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:15
Viernes, 28 de octubre de 2011, a las 13:13

Juan de Dios, presidente de Smumfyc.

Redacción. Murcia
Los 1.300 médicos que trabajan en el primer nivel asistencial de la sanidad en la Región de Murcia se sienten “traicionados” por los cambios en el organigrama de la Consejería de Sanidad que, según la Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria (Smumfyc), “echa por tierra el esfuerzo realizado por los profesionales de Atención Primaria para una mayor coordinación con los de Atención Hospitalaria”.

La creación en 2005 de la primera gerencia de área en Yecla con el objetivo de mejorar la colaboración entre los dos niveles asistenciales para promocionar la salud y prevenir la enfermedad motivó que en 2010 se ampliara este modelo al resto de áreas de salud de la comunidad autónoma, completando así nueve áreas de gerencia única, según explica la sociedad en comunicado de prensa.

La nueva estrategia de la Consejería, que mantiene para los responsables de Atención Primaria la categoría de subdirección, es “un desprecio inadmisible” para el colectivo de los médicos de familia, puesto que tiene importancia más que suficiente para mantener la categoría de dirección.

El presidente de Smumfyc, Juan de Dios González, entiende que los cambios en el staff de la Consejería no ayudarán a cumplir el objetivo principal de que el sistema sanitario público gire alrededor del paciente y sea tutelado por los profesionales de Atención Primaria.

La Sociedad Murciana de Medicina de Familia y Comunitaria exige al Servicio Murciano de Salud que dote a los equipos de Atención Primaria de la capacidad de decisión y organización, e insiste en que la coordinación del sistema sanitario público no puede dejarse en la buena voluntad de jefes de servicio y coordinadores de centro de salud, “sino que debe ser un objetivo prioritario de la política sanitaria”.