Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 12:15
Lunes, 21 de mayo de 2012, a las 17:09

Juan Azcona, gerente del Sespa.

Redacción. Oviedo
El Gerente del Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa), Juan Azcona, y la directora del Área de Gestión Clínica de Salud Mental del Hospital Universitario Central de Asturias-Área IV, Pilar Sáiz, han participado la inauguración del Hospital de Día del Centro de Atención Integral (CAI) de La Corredoria, en Oviedo, un equipamiento cuya puesta en marcha supone un avance significativo en la respuesta a las necesidades asistenciales de las personas con trastorno mental grave del área sanitaria IV, con cabecera en Oviedo.

En el acto de inauguración participaron también el catedrático de Psiquiatría de la Universidad de Oviedo y jefe de servicio del HUCA, Julio Bobes, así como la catedrática de Psiquiatría y responsable del CAI de La Correodoria, Paz García-Portilla, quien fue la encargada de guiar la visita por las instalaciones y explicar los programas terapéuticos que se van a desarrollar en el centro.

Este nuevo dispositivo sanitario, junto al ya existente Hospital de Día de San Lázaro, tiene como objetivo terapéutico prestar una atención intensiva a los pacientes en estado de descompensación psicopatológica de su trastorno mental grave con el fin de recuperar su estabilidad habitual.

Se trata en definitiva de una atención sanitaria intermedia entre la hospitalización y la atención ambulatoria, que permite mantener al paciente en su entorno habitual evitando hospitalizaciones y/o acortando la duración de las mismas, aminorando así el impacto que supone el ingreso en una Unidad de Hospitalización Psiquiátrica de Agudos y la consiguiente restricción de las libertades del individuo.

El Hospital de Día de La Corredoria cuenta con programas terapéuticos especializados en los diferentes trastornos mentales graves; trastornos esquizofrénicos, trastorno bipolar y trastornos graves de la personalidad. Estos programas están dirigidos a aspectos como intensificación y potenciación del tratamiento psicofarmacológico, psicoeducación, remediación cognitiva y funcional, entrenamiento en habilidades sociales, adaptación a la patología mental grave, estilo de vida saludable y deshabituación tabáquica. Asimismo el Hospital de Día cuenta con programas ocupacionales encaminados a mejorar la capacidad ejecutiva y las actividades instrumentales de la vida diaria de los pacientes.

El nuevo Hospital de Día está diseñado para acoger a 30 pacientes en régimen intensivo, de 8 a 15 horas, y a 60 en régimen parcial que acudirán a programas terapéuticos y/o ocupacionales específicos.