15 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Domingo, 10 de noviembre de 2013, a las 21:34

Redacción. Murcia
Los Servicios de Urgencias de Atención Primaria del Área 2 de Salud (SUAP) han realizado, en los primeros meses del año y hasta el mes de agosto, más de 52.000 atenciones evitando desplazamientos innecesarios a las Urgencias Hospitalarias, según ha remarcado Tomás Murcia Alemán, gerente del Área 2 de Salud, a través de un comunicado.

Esta actividad, realizada en alguno de los cinco equipos de urgencias que funcionan 24 horas en el Área 2 de Salud permitió que sólo entre un seis por ciento y un ocho por ciento de los pacientes atendidos fueran derivados al Complejo Hospitalario de Cartagena para recibir tratamientos alternativos, efectuarles pruebas complementarias o ingresar en planta.

De esta manera, los médicos y enfermeros de los SUAP de Los Dolores, Virgen de la Caridad, La Unión, Fuente Álamo y Mazarrón atendieron de promedio mensual en estos meses a unos 1.300 pacientes de urgencia en el centro y a otros 50 en domicilio de los que unos 80 fueron remitidos a alguno de los hospitales de Cartagena.

Así, las urgencias de los pacientes que no han tenido un carácter grave o muy grave, entre otros, patologías frecuentes como mareos, fiebres, dolores, trastornos nerviosos, traumatismos y problemas respiratorios, han podido ser solventadas con mayor rapidez en Atención Primaria y en un lapso de tiempo menor que si hubieran acudido a los Servicios de Urgencias Hospitalarios.

Puntos de atención continua y de especial aislamiento

El Área 2 de Salud-Cartagena cuenta además, e integrados en la Red de Atención Primaria, con dos Puntos de Atención Continuada (PAC) en La Manga y Pozo Estrecho y uno de Especial Aislamiento (PEA) en La Unión, Portman, que constituyen un importante refuerzo a la atención de urgencias extrahospitalarias en zonas con menor número de tarjetas sanitarias.

Los equipos de estos puntos prestan atención fuera del horario habitual de consulta, las 24 horas del día, los 365 días del año con una alta capacidad resolutiva y el 90 por ciento de las consultas que se atienden son solventadas en el propio centro.

De enero a septiembre de 2013, los facultativos del Punto de Especial Atención de La Manga han atendido a 9.952 usuarios y sus enfermeros a 8.566 pacientes. Igualmente, el de Pozo Estrecho ha realizado a 7.658 consultas médicas y hasta 6.010 de enfermería, mientras que el punto especial de Pormant ha atendido a 788 y 275 pacientes  en los respectivos equipos.

Este amplio dispositivo de recursos se complementa con las 14 Unidades Móviles que el Servicio Murciano de Salud pone a disposición de los usuarios a través del Centro Coordinador de la Gerencia de Emergencias y Urgencias Sanitarias de la Región de Murcia 061 y que se refuerzan en el periodo estival con tres ambulancias más.

De una parte, tres Unidades Móviles Medicalizadas de Soporte Vital Avanzado con base en el Hospital de Santa Lucía, hospital del Rosell y Bomberos de Mazarrón, y otras cinco configuradas para prestar Soporte Vital Avanzado con base en los SUAP del Área 2 y que ofrecen asistencia en el centro, vía pública o domicilio 24 horas.

De otra, dos ambulancias de Soporte Vital Básico con base en el centro de salud de Pozo Estrecho y otra en el centro de Salud La Manga Costa Cálida.

Además, el Área 2 de Salud cuenta con tres ambulancias no asistenciales 24 horas en el entorno del Complejo Hospitalario de Cartagena según necesidades y una más en el Punto de especial Aislamiento de Portman. También, los centros de salud de Fuente Álamo y Pozo Estrecho cuentan con una ambulancia no asistencial 12 horas cada uno.

Y es que, las agendas de los médicos de familia y enfermeros de los 16 Centros de Salud que integran la Red de Atención Primaria del Área 2 de Salud reservan huecos en sus agendas para las urgencias que sus pacientes pudieran presentar.

De enero a septiembre de 2013, los facultativos han atendido a 1.633 pacientes y las consultas de enfermería a otros 1.570 usuarios que no habían solicitado cita previa, con la ventaja que supone que el paciente pueda ser atendido por el médico que lo ve habitualmente.