Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50
Viernes, 06 de septiembre de 2013, a las 15:41

Redacción. Pamplona
La consejera de Salud, Marta Vera, ha visitado hoy el nuevo almacén centralizado del Complejo Hospitalario de Navarra (CHN), que alberga 2.300 tipos de productos diferentes, para atender una media de treinta pedidos diarios procedentes de los dos hospitales y de los tres centros de atención especializada Príncipe de Viana, San Martín y Conde Oliveto, pertenecientes todos ellos al Complejo.

Pie

La consejera ha estado acompañada, entre otros, por el director-gerente del Servicio Navarro de Salud (SNS), Juanjo Rubio, y por el subdirector de Gestión del Gasto del SNS, Miguel Garatea.   

La planta se ubica en el sótano del edificio del Centro de Investigación Biomédica y cuenta con una superficie de 1.500 metros cuadrados. Se encuentra equidistante de los centros más importantes a los que da servicio –el edificio A y B- con los que está comunicado mediante galerías subterráneas. Desde el pasado mes de julio, sustituye en sus funciones a los antiguos almacenes de los cinco centros de Pamplona, que sumaban entre todos 2.000 m2 de superficie. En las nuevas instalaciones trabajan 14 personas.

Almacenamiento automatizado

El almacén incorpora sistemas automatizados para el almacenamiento y la distribución de los productos, gracias a los cuales la acumulación de objetos es menor y las rotaciones son más altas. La incorporación de estos sistemas ha contado con un presupuesto de 946.568 euros.

Concretamente, la planta dispone de diferentes zonas de almacenamiento en función del consumo del material. Así, por ejemplo, los 64 productos más utilizados se encuentran en una zona, denominada “Pick to Light”, que permite una recogida automatizada fácil y rápida. Los objetos más demandados son los guantes de vinilo y nitrilo, esparadrapo, llaves de tres vías de administración parenteral, y jeringuillas. Igualmente, existen dos zonas de carrusel (horizontal y vertical) para productos de rotación media alta y productos refrigerados. El resto del almacenaje está dispuesto en estanterías ligeras, de media carga y de gestión mediante palés.

La ubicación de los productos la decide un sistema informático de distribución y control de espacios en función del producto que se almacena.

Las instalaciones cuentan también con una mesa de multipedidos para la preparación de los pedidos, con capacidad para que una única persona pueda atender simultáneamente 8 encargos.

2.300 productos en catálogo

El almacén alberga en la actualidad 2.300 tipos de productos de material e instrumental sanitario (no aparataje o material de mantenimiento). Precisamente, uno de los objetivos es la actualización y unificación de este catalogo, con el fin de reducir las unidades y evitar las duplicidades. Ello va a ser posible, a su vez, gracias a que la puesta en marcha de las nuevas instalaciones ha permitido también la centralización y unificación del aprovisionamiento que hasta ahora realizaba cada centro de forma independiente. La centralización, a su vez, permite un ahorro de los costes.

Paralelamente a la actualización del catálogo, se está trabajando en la trazabilidad de los productos, principalmente prótesis e implantes. Se trata de identificar cada unidad con un código, que se reproduce en los diferentes documentos que acompañan al producto, desde el almacén hasta que se implanta en el paciente, incorporándose también a la historia clínica de éste. Ello permite que, en caso de que dichos productos planteen problemas en el futuro, se pueda identificar rápidamente a las personas que los llevan incorporados.