Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 11:15

El Nisa Pardo de Aravaca interviene una próstata a través del ombligo por primera vez

Esta cirugía ofrece los mismos resultados a nivel oncológico y funcional que la laparoscópica convencional y la cirugía abierta

Lunes, 16 de marzo de 2015, a las 15:59
Redacción. Madrid
El Hospital Nisa Pardo de Aravaca ha realizado con éxito la primera operación de tumor maligno de la próstata mediante una prostatectomía radical realizada a través de acceso único transumbilical, es decir, a través del ombligo.
 

Manuel Vilches.

Esta cirugía ofrece los mismos resultados a nivel oncológico y funcional que la laparoscópica convencional y la cirugía abierta, pero el paciente obtiene numerosos beneficios: reduce de manera drástica el daño que se produce en la pared abdominal; disminuyen los tiempos de postoperatorio y mejoran los de recuperación. Respecto a este último punto, si la evolución del paciente es la habitual, en 24-48 horas puede volver a su domicilio. Además, al hacerlo a través de un acceso mínimo, decrece el riesgo de sufrir evisceración, hernia o eventración (entre otras), y la cicatriz que queda es invisible.
 
La Unidad de Cirugía Laparoendoscópica por Puerto Único es un servicio quirúrgico único, liderado por Felipe Cáceres Jiménez y Pedro Manuel Cabrera Castillo. Con la técnica de Puerto Único Transumbilical, esta unidad del Hospital Nisa Pardo de Aravaca trata todas aquellas patologías urológicas que necesiten cirugía, y posteriormente se puede extender al resto de especialidades.
 
Una técnica pionera en España
 
Tras la intervención, los facultativos han destacado que “una operación abdominal implica seccionar musculatura abdominal, manipular tejidos muy sensibles, enfrentarse a un gran riesgo de sangrado e infección, entre otros, suele ser muy dolorosa, por lo que los avances en este sentido son altamente valiosos.”
 
Además, señalan que “al ser un orificio embrionario, el ombligo es el acceso más natural para entrar en la cavidad abdominal y pélvica. Tiene muy poca inervación y el daño muscular al intervenir es mínimo porque accedemos al abdomen por donde se unen las fibras musculares de ambos lados, por lo tanto no tienen que ser lesionadas para poder trabajar y extraer la pieza al terminar el procedimiento.”
 
Esta técnica es una evolución natural de la laparoscopia convencional, aunque apenas se ha utilizado en España aún. El equipo del Hospital Nisa Pardo de Aravaca cuenta con la serie más amplia a nivel internacional en prostatectomía radical y cistectomía radical y una de las más extensas en el resto de procedimientos urológicos realizados a través de puerto único. En cuanto a equipamiento, los quirófanos de este hospital están altamente preparados para atender este tipo de intervenciones.

ENLACES RELACIONADOS:


El Nisa Pardo de Aravaca y el IRF La Salle colaboran en tratamientos de rehabilitación (24/02/15)