12 nov 2018 | Actualizado: 18:50

Reconstruyen la zona laringotraqueal de dos pacientes que tenían un estrechamiento anómalo

Un equipo multidisciplinar realiza las dos cirugías complejas durante las I Jornadas Quirúrgicas de Cirugía Laringotraqueal Reconstructiva

Jueves, 24 de marzo de 2011, a las 12:15

Redacción. Las Palmas de Gran Canaria
El Hospital Universitario de Gran Canaria Doctor Negrín ha celebrado las I Jornadas de Cirugía Laringotraqueal Reconstructiva, en las que se han realizado dos intervenciones quirúrgicas complejas a pacientes que, por distintas causas, padecen un estrechamiento anormal de la zona laringotraqueal que le impedía realizar una vida normal.

Momento de una de las intervenciones.

Las intervenciones quirúrgicas han contado con el especialista valenciano en Cirugía Torácica Vicente Tarragona Hervás, una referencia internacional en este tipo de cirugías complejas, quien ha guiado el procedimiento a realizar en quirófano por los cirujanos torácicos y los otorrinolaringólogos del Negrín. La treintena de especialistas de Otorrinolaringología y de Cirugía Torácica de todos los hospitales públicos de Canarias que han asistido al curso han seguido las intervenciones en directo por circuito interno de televisión.

Se trata de una cicatrización anómala de la laringe y/o tráquea que impedía la correcta respiración, la capacidad de hablar y pone en peligro la vida de quien lo padece. Afecta especialmente a pacientes que han estado intubados de manera prolongada, portadores de cánulas de traqueotomías, o por traumatismos del cuello. No obstante, hay algunos casos de pacientes que espontáneamente comienzan a generar cicatrizaciones en dicha zona sin que se conozca una razón aparente que lo explique.

La técnica quirúrgica consiste en la extirpación de la zona dañada y la reconstrucción nuevamente toda la zona laringotraqueal para que el paciente en el futuro pueda volver a respirar, sin necesidad de prótesis o cánulas, y a hablar.

Esta patología, que surge normalmente como consecuencia de la intubación prolongada o traumática, tiene una incidencia muy baja y en el 70 por ciento de los casos se resuelve fácilmente, si bien, según lo dañada que esté la laringe, las complicaciones pueden ser mayores. El Negrín practica una media de 40 intervenciones quirúrgicas al año de este tipo, aunque sólo el 10 por ciento son casos complejos.