Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30

El Ministerio llevará ante la Justicia el decreto vasco

Señala que no va a permitir que ninguna comunidad autónoma cuestione sus competencias

Miércoles, 04 de julio de 2012, a las 23:24

Redacción. Madrid
La secretaria general de Sanidad y Consumo del Ministerio, Pilar Farjas, en una entrevista en Telemadrid recogida por Europa Press, ha recordado que "el Gobierno está actuando ante cualquier comunidad autónoma que adopta una medida que puede cuestionar su competencia, en este caso en política farmacéutica".

Pilar Farjas, secretaria general de Sanidad y Consumo

Medidas como el decreto aprobado por el País Vasco que pretende garantizar la gratuidad y universalidad del sistema sanitario público más allá del decreto estatal, "requieren una medida directa" ante el Tribunal Superior de Justicia, ha indicado Farjas.

Asturias pide informes sobre los ajustes estatales

Por otra parte, el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias ha acordado en su reunión de este miércoles solicitar al Consejo Consultivo la emisión, con carácter de urgencia, del dictamen preceptivo por si hubiera lugar a la presentación de recursos de inconstitucionalidad contra los reales decretos de medidas de racionalización del gasto público en el ámbito educativo y sanitario, aprobados por el Ejecutivo de España el pasado 20 de abril.

La devolución a los pacientes asturianos, más rápida

En cualquier caso, la Consejería de Sanidad ha señalado que está trabajando "estrechamente" con el Colegio de Farmacéuticos para tratar de reducir todo lo posible los plazos para el reintegro del dinero adelantado por los pacientes que tuvieran derecho a devolución en la compra de los productos farmacéuticos prescritos. Según ha informado el Principado, Sanidad y el Colegio de Farmacéuticos tienen firmado un convenio de actuación que permitirá reducir el plazo máximo de 180 días en el que la Consejería se había comprometido a proceder a la devolución de las cantidades cobradas. Mediante este acuerdo, la Consejería dispondrá de la facturación de todas las farmacias asturianas en un plazo de 20 días después del cierre de cada mes, con lo que previsiblemente se podrán adelantar las devoluciones. El límite máximo que fija la ley para proceder a estas devoluciones es de 180 días.