20 nov 2018 | Actualizado: 21:40

El Ministerio de Sanidad pide a La Rioja que atienda a los pacientes vascos

Recuerdan que esta forma de actuar “incumple” el principio de cooperación entre administraciones sanitarias y es perjudicial para el bienestar de los ciudadanos

Lunes, 14 de noviembre de 2011, a las 21:37
Ángeles Blanco. Madrid

De arriba a abajo: el secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez Palacios; el presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz; el director general de Ordenación Profesional, Cohesión del SNS y Alta Inspección, Francisco Valero; y el vice consejero de Sanidad del Gobierno vasco, Jesús María Fernández.

El Ministerio de Sanidad media en el conflicto asistencial de los pacientes de La Rioja Alavesa para pedir a la comunidad autónoma de La Rioja que siga atendiendo a los pacientes de esta zona limítrofe. Así lo ha confirmado el ministerio a Redacción Médica tras la reunión celebrada entre el secretario general de Sanidad, Alfonso Jiménez Palacios; el director general de Ordenación Profesional, Cohesión del Sistema Nacional de Salud y Alta Inspección, Francisco Valero; y el viceconsejero de Sanidad del Gobierno vasco, Jesús María Fernández.

Fuentes del ministerio han asegurado que están “volcados” en el problema y que conocen la polémica porque han mantenido contacto con los responsables de salud de ambas comunidades. En base a este conocimiento lamentan la decisión adoptada por el departamento riojano, que dirige José Ignacio Nieto, y le instan a rectificar su posición para seguir atendiendo con normalidad a estos pacientes, de la misma forma que se decidió hacer este fin de semana con los procedentes de Navarra (ver Redacción Medica de 14 de noviembre de 2011).

“Esta forma de actuar no es la correcta porque incumple el principio de cooperación entre administraciones sanitarias al que obliga la Ley de Cohesión Sanitaria, así como el principio de lealtad institucional exigible en la actuación de todas las administraciones públicas”, advierten desde el Ministerio de Sanidad.

En esta línea, recuerdan al ejecutivo riojano la posibilidad de recurrir al Fondo de Cohesión Sanitaria, que según las citadas fuentes sufraga “un millar de procesos asistenciales” y se comprometen a buscar una “solución estable para evitar estos conflictos y las consecuencias que tiene sobre el bienestar de los ciudadanos”. Y es que, aparte de la ya mencionada Navarra, Cataluña y Aragón también resolvieron una situación similar recientemente con la creación de una comisión técnica conjunta.

En este caso concreto, Jiménez Palacios se ha dirigido por escrito a los dos consejeros de Sanidad para pedirles que se resuelva esta situación a través de un convenio bilateral que satisfaga a ambas administraciones y reiterarles la disposición del ministerio para “facilitar” este acuerdo.

¿Un “abuso” vasco?

Por su parte, el presidente de La Rioja, Pedro Sanz, no descarta la posibilidad de llegar a un acuerdo con su homólogo vasco, pero denuncia que se está produciendo un “abuso” por parte del Gobierno vasco en el traslado a la comunidad riojana de pacientes. “No voy a pasar por esta cuestión porque entiendo que estamos haciendo el primo”, espeta Sanz en relación a la no asistencia a pacientes alavesas en la sanidad riojana, más allá de las urgencias.

“Una cosa es la atención especializada en el sistema y otra son las atenciones e intervenciones que tienen un carácter más específico porque para eso hay centros de referencia a nivel nacional”, argumenta.

Respecto al hecho de que el Gobierno vasco haya trasladado su queja al ministerio Sanz ha mostrado una actitud despreocupada. “Que se la hagan llegar a quién les dé la gana”, responde. “¿Una queja de que…de que el sistema riojano es para los riojanos?”, se pregunta.

La Rioja “tiene competencias para garantizar los servicios a los pueblos de La Rioja y a los riojanos, por lo que sólo me hace falta que los pueblos que protestan de otras comunidades autónomas los tenga que atender. No me corresponde a mí”, añade.