14 nov 2018 | Actualizado: 17:00

El Mancha Centro controla el dolor del cáncer de mama

Consiste en la infiltración de toxina botulínica tipo A en el pectoral mayor

Domingo, 01 de junio de 2014, a las 12:45
Redacción. Ciudad Real
Un total de 50 usuarias del Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan (Ciudad Real) se han beneficiado con muy buenos resultados en los últimos dos años de una técnica destinada a controlar el dolor y mejorar la disfunción articular del hombro en las mujeres que han sido sometidas a una cirugía por cáncer de mama.

La técnica mínimamente invasiva empleada en este centro del Sescam consiste en la infiltración del pectoral mayor con toxina botulínica tipo A de forma ambulatoria, es decir, en la misma consulta y sin necesidad de ingreso. Su utilización con éxito dentro de la Unidad de Linfedema del Servicio de Rehabilitación del Hospital Mancha Centro -cuyo responsable es el doctor Carlos Fernández-Bravo-, ayuda a acelerar la recuperación de las pacientes, evitándoles desplazamientos al centro hospitalario, al que solo deberán acudir a los tres meses para revisión.

Se trata de una técnica pionera, disponible en muy pocos centros del país, que despertó el interés de facultativos procedentes del Hospital Juan XXIII de Tarragona y del Hospital de Fuenlabrada. Un grupo de ellos se desplazó hasta Alcázar de San Juan para participar recientemente en un curso-taller impartido por las doctoras de la Unidad de Linfedema Laura Millán y María José Gómez.