Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

El Mancha Centro apuesta por la coordinación de los niveles asistenciales para mejorar el manejo de las infecciones

El objetivo es que los tratamientos antibióticos prescritos se ajusten mejor a las patologías

Miércoles, 11 de junio de 2014, a las 12:42
Redacción. Ciudad Real
Mejorar la calidad asistencial del paciente con enfermedades infecciosas atendido en los distintos centros de salud del área sanitaria Mancha Centro es la premisa bajo la que se ha creado recientemente un grupo multidisciplinar en la Gerencia de Atención Integrada de Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

Su finalidad es la de llevar a cabo acciones encaminadas a optimizar el uso de antibióticos, prevenir la aparición y difusión de las resistencias y, si fuera posible, disminuir su consumo innecesario, según ha informado el Sescam. El grupo está compuesto por facultativos relacionados con las infecciones y el uso de antimicrobianos en el área Mancha Centro, procedentes tanto de Atención Primaria, como de los servicios de Microbiología clínica, Medicina Interna y Farmacia del Hospital General La Mancha Centro de Alcázar de San Juan.

Ha sido creado para establecer formas de comunicación más fluidas entre ambos niveles asistenciales y, de este modo, aprovechar al máximo los beneficios de la colaboración entre Atención Primaria y Especializada. Para conseguirlo, el grupo se reúne de forma periódica con el objetivo de celebrar sesiones formativas clínico-bibliográficas y crear protocolos diagnóstico-terapéuticos y guías clínicas para enfermedades infecciosas. Sus miembros también llevarán a cabo un informe anual de los datos locales de las resistencias a los antimicrobianos en Atención Primaria, la discusión y publicación de los resultados.

El manejo multidisciplinar de las enfermedades infecciosas que se atienden en Primaria, así como la formación continuada de todos los participantes en estas actividades, redundará en una mejor calidad asistencial para los pacientes. De esta manera, se conseguirá que los tratamientos antibióticos prescritos se ajusten mejor a las patologías, reduciendo las complicaciones, disminuyendo las resistencias y el número de ingresos hospitalarios.