Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00

El logro de un superávit de más de un millón de euros enfrenta de nuevo a Arribas y Atrio

La presidenta lo atribuye a la gestión de Antonio Mora y la vicepresidenta al trabajo de la junta

Martes, 08 de abril de 2014, a las 12:37
Cristina Mouriño.
El Colegio de Médicos de Madrid ha cerrado el ejercicio de 2013 con más de 1.100.000 euros de beneficio. Parte de la junta directiva, liderada por la vicepresidenta, Ana Sánchez Atrio, atribuye este superávit al “gran trabajo, responsabilidad y cohesión del órgano directivo de este colegio, que ha cumplido los presupuestos de gasto marcados”.

Sonia López Arribas y Ana Sánchez Atrio.

Sin embargo, la presidenta, Sonia López Arribas, ha aclarado a Redacción Médica que “este resultado se debe únicamente a la buena gestión realizada por el ex director general del colegio, y posteriormente asesor de la presidencia, Antonio Mora”. López Arribas ha subrayado que el millón de euros responde a la “gestión de control de ingresos y contención de gastos de Antonio Mora”. “Esta cantidad se registró el 11 de julio y se ingresó en un depósito que está dando unos intereses estupendos”, ha explicado.

Por su parte, el resto de la junta directiva señala en nota de prensa que el colegio deberá destinar este dinero a realizar las obras necesarias en el edificio para adecuarse a la nueva normativa contra incendios, sin necesidad de endeudarse o de gravar con ninguna derrama a los colegiados madrileños. Estas obras llevan aplazadas más de 10 años, según han señalado.

Destacan como “otro hito de la buena gestión” el Programa de Protección Social. “El colegio, involucrado siempre en mejorar las condiciones de sus colegiados, han apuntado, ha puesto en marcha este programa con el objetivo de dar cobertura complementaria a aquellas personas que, por encontrarse en una situación de especial vulnerabilidad, precisen de apoyo para lograr una mayor autonomía personal en su vida cotidiana. De esta forma, existe en sus cuentas una partida de 2,7 millones de  euros que, a través del mismo, están destinados a ayudar a los colegiados madrileños que más lo necesiten”.